@BlogCanalEducación | Las voces más relevantes del mundo educativo » Blog Archive » Reinventar la educación de los adolescentes

Error: No se pudo crear el directorio wp-content/uploads/2017/12. Asegúrate de que el servidor tiene permisos de escritura para el directorio superior.

Lidia Santana Vega

Perfil

27 marzo, 2015

En la sociedad postmoderna el alumnado llega a las aulas de otra manera. Los adolescentes y las adolescentes han de descubrir quiénes son y cómo encajan en la sociedad. La familia y el profesorado tienen un papel estelar en la formación de las nuevas generaciones, y ellos mismos han de ser formados para atender/apoyar a los jóvenes. Una respuesta educativa adecuada a las características de esta etapa es crucial y de gran relevancia social; de ahí que debamos repensar la educación en la etapa de la adolescencia dada su trascendencia para el desarrollo adulto. Los problemas  de naturaleza psicosocial, el fracaso escolar y los estados emocionales como el desconcierto y la angustia son más frecuentes en este periodo de la vida.

El Grupo de Investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral (GIOES) lleva más de una década realizando investigaciones, financiadas con fondos públicos, con el alumnado de la etapa de secundaria. Los resultados han puesto de manifiesto que: 1) en la adolescencia los convencionalismos sociales pueden conducir a una toma decisiones sesgada por razón de género; 2) el rendimiento y el autoconcepto académico condicionan las elecciones académicas y profesionales; 3) el trabajo colaborativo entre los asesores de la Universidad y el profesorado-tutor mejora la atención/apoyo al alumnado y la formación del profesorado realizada en los propios centros educativos; 4) las estrategias de actuación innovadoras diseñadas por el grupo GIOES pueden hacer realidad el principio de igualdad de oportunidades, etc. Estos y otros resultados serían de utilidad para repensar la educación de los adolescentes.

Las  investigaciones han visto la luz, entre otras revistas especializadas, en la Revista de Educación del MECD. Los siguientes enlaces llevan a nuestros trabajos; en cada uno de ellos se añadirá un párrafo, a modo de tuit, con la idea esencial de la investigación:

http://www.revistaeducacion.mec.es/re340_33.html

El trabajo colaborativo mejora la toma de decisiones del alumnado y la formación del profesorado.

http://www.mecd.gob.es/revista-de-educacion/numeros-revista-educacion/numeros-anteriores/2009/re350/re350_14.html

El género y el rendimiento condicionan la toma de decisiones académicas y profesionales.

http://www.mecd.gob.es/revista-de-educacion/numeros-revista-educacion/numeros-anteriores/2010/re351/re351_04.html

La integración en el currículo del Programa POES  fomenta la dimensión orientadora de las materias.

http://www.revistaeducacion.educacion.es/re355_21.html

El apoyo de la familia y del profesorado, el género y el rendimiento condicionan las metas académicas y profesionales.

http://www.mecd.gob.es/revista-de-educacion/numeros-revista-educacion/numeros-anteriores/2012/re359/re359_17.html

En los centros de educación secundaria el sistema de socialización diferencial por género incide en el proyecto de vida.

Por cierto, estamos abiertos a las sugerencias que estimen oportuno; la retroalimentación es una fuente para la mejora.

137 Comentarios a “Reinventar la educación de los adolescentes

  1. EMMA MARIA GONZALEZ GONZALEZ

    Tal y como se menciona en el artículo considero vital dar una respuesta educativa eficiente al alumnado de secundaria. Considero que en esta etapa educativa,desde mi punto de vista la mas complicada dado que se está produciendo su transición a la vida adulta, se debe ofrecer al alumno/a una total atención tanto académica como personal, dotándole de las herramientas necesarias para llevar a cabo una buena toma de decisiones las cuales pueden condicionarle su futuro mas próximo. En este momento, es necesaria también una comunicación fluida entre el centro educativo y las familias, que muchas veces se ven en un segundo plano con respecto a la educación de sus hijos/as ,queriendo implicarse pero no teniendo las pautas necesarias para hacerlo de forma efectiva. Familia, profesorado y orientadores de los centros educativos deben trabajar codo con codo y ayudar al alumnado en pro de los beneficios del mismo.

  2. Jordi Adonay Abreu Abad

    La adolescencia es una etapa plagada de incertidumbre, una etapa por la que hemos tenido que pasar, algunas personas la han llevado mejor que otras, y es muy importante y se nota, además, muchísimo, que exista un apoyo detrás que se establezca desde la comprensión, la confianza y la colaboración, evitando reiterar mucho en conductas basadas en la autoridad, ya que puede ejercer rechazo por parte de la adolescente. La investigación que se elabora hacia este entorno ha de ser constante y permantente, ya que la adolescencia es una etapa que fluctúa tan rápido como los cambios sociales, pues no son las mismas características las que tienen las adolescentes hoy en día que hace, sin ir muy lejos, 20 años, aunque comparten patrones de comportamientos. Es necesario, aquí, el papel de la orientación en los institutos como apoyo al profesorado para que pueda elaborar técnicas y dinámicas que logren, desde el diálogo y la comprensión, orientar a este sector de la población hacia la buena práctica, el dominio de sus emociones y la canalización de las mismas.

  3. Jezabel Jiménez Castañeda

    Estoy de acuerdo con lo que se afirma acerca del tema tratado en esta entrada. Creo que es de gran importancia que se realicen investigaciones sobre los adolescentes, es una etapa de la vida muy compleja en la que se atraviesan muchos cambios a todos los niveles que pueden llegar a superar a nivel psicológico a quienes los atraviesan. El papel de los profesores y pedagogos es vital durante esta etapa ya que pueden ayudar no solo al adolescente sino también a sus familias para que sean capaces de atravesar este momento tan confuso de la mejor manera posible.

  4. Paula González Benítez

    En la vida existen diferentes etapas, pero la adolescencia es una de las más difíciles. Los adolescentes se encuentran con numerosos cambios, tanto emocionales como físicos, y necesitan sentirse valorados y comprendidos. Las investigaciones en torno a esta etapa son cruciales para poder comprender como se sienten, y como se les puede ayudar en la toma de decisiones académicas y profesionales. Dicho apoyo radica entonces en las personas que rodean a estos jóvenes, la familia y el centro escolar, quienes deben de estar preparadas para dar respuesta al desconcierto emocional que sufren.
    Sin embargo, la realidad es que muchas familias no buscan información ni tratan de conocer lo que les ocurre a sus hijos e hijas con el fin de ayudarles, por lo que relevan ese papel a la comunidad escolar. Los docentes ejercen un papel importante y de mucha responsabilidad, pues no solo deben impartir los conocimientos establecidos sino que se ven en la tarea de ayudar y aconsejar al alumnado.

  5. Marta Mederos

    Desde mi punto de vista si debe hacerse una reivindicación de la educación adolescente pues esta es una etapa muy difícil en el sistema educativo, ya que es en esta donde el adolescente comienza a decantarse por unas cosas u otras y donde es más moldeable y manejable.

    Por ello es que pienso que el profesorado no debería centrarse tanto en el curriculum que tiene que seguir en este nivel educativo, sino más bien ayudar a que el adolescente comprenda que es una etapa en la que van a surgir muchos cambios, ya sean de personalidad o cambios físicos.

  6. Ana Méndez

    Desde una perspectiva pedagógica considero que para reinventar la educación en los adolescentes se tiene que prestar especial atención al papel del docente, pues tiene el poder de decidir si solo trasmiten conocimientos marcados en sus programa o si realmete crear una verdadera relación de enseñanza-aprendizaje adapta a las necesidades reales de esta nueva época, abarcando el desarrollo personal desde un enfoque humanista, inspirándose en los valores y comportamientos más positivos; como la colaboración, permitiendo además el desarrollo de las capacidades básicas para una aproximación previa y gradual a las principales áreas del conocimiento, así como, considerar aspectos formativos que podrán determinar la vida futura de sus estudiantes.

    Por tanto creo que es de especial importancia que todo docente, se acerque a sus estudiantes, con el propósito de conocerlos e identificar las mejores estrategias que podrán utilizar para impartir los contenidos académicos, debido a que existen factores biológicos, psicológicos y socio-ambientales que influyen en el aprendizaje, haciendo difícil la asimilación de información, ocasionado muchas veces por problemas familiares, económicos, madurez, o por el grupo de amigos con los que se rodea.

  7. Yadica Brito Santos

    La adolescencia es una etapa fundamental para el desarrollo de una persona, es la transición de la niñez a la adultez y las situaciones vividas en esta edad son fundamentales para que esas personas marquen sus objetivos y sean conscientes de los actos que realizan y sus consecuencias. La escuela juega un papel fundamental, junto a la familia y el grupo de amigos, es importante que la persona se sienta respaldada y protegida por todos los círculos que la rodea.
    Con respecto a la escuela, es fundamental que el alumnado se sienta a gusto aprendiendo y que se vea respaldado y orientado acorde con sus ideas y principios, es algo fundamental para el desarrollo social y personal de la persona, ya que es una etapa complicada sentimental y psicológicamente. Como se comenta en el post, es necesario prestar especial interés al tipo de educación que tienen nuestros jóvenes, ¿está adaptada a las necesidades de la nueva sociedad? Todos estos los puntos, anteriormente mencionados por el post son necesarios reestructurarlos y analizarlos para llegar más allá, para esto es necesario la involucración de todos los factores intervinientes en la educación de nuestros adolescentes, familia, escuela, grupo de amigos…

  8. Laura Cruz

    Efectivamente la adolescencia es una de las etapas más importantes en la vida de una persona, ya que esta supondrá la base de lo que los chicos y chicas serán cómo adultos. Es por ello por lo que los diferentes agentes educativos (familias, profesorado, orientador/a de centro, etc.) tienen un papel importante para formar e informar a los más jóvenes. Desde este punto de vista, es importante que la familia y la escuela trabajen conjuntamente. Por otra parte, destaco el segundo artículo sobre las dificultades en la toma de decisiones en el Bachillerato, pues se analizan las opiniones del alumnado sobre las sesiones de tutorías en el Bachillerato y cómo estas son útiles o no para la toma de decisiones académicas y profesionales. Desde mi punto de vista, es fundamental atender a las necesidades del alumnado, escuchar sus intereses y expectativas de futuro para hacer de los planes tutoriales algo fructífero y enriquecedor.

  9. ESTEFANIA CRISTINA BRAVO VIVAS

    Personalmente pienso que la reinvención de la educación debe ser constante, progresiva y adaptada a la realidad. Las pedagogías no son aisladas de todo movimiento social cultural, político y evolución generacional, están alimentadas no solo por las investigaciones y progresos científicos, sino también por la demanda y expectativas de la sociedad, pero sabemos que las sociedades evolucionan con el tiempo, y así lo ha hecho la actual sociedad postmoderna, cuyos valores de la modernidad se han transformado a un modelo de juventud que abraza el relativismo, la pluralidad y aun así esta complejamente fragmentada, donde la universalidad de la verdad se encuentra en decadencia, donde la particularidad está en auge, la pluralidad del ser se ensalza y exige ser escuchada, tomada en cuenta e integrada a una sociedad nueva compuesta de diversas identidades, todas igualmente de válidas. He aquí donde surge el problema, el modelo educativo, las pedagogías y la forma de enseñar no abrazan estos valores, sino que están ancladas bajo fronteras donde yacen los discursos hegemónicos de la modernidad, generando desconcierto, abandono, sesgos y efectos educativos no deseados. Cuando la brecha generacional, las resistencias y la poca preparación se mezclan entre los agentes encargados de formar a las nuevas generaciones como son la familia y el profesorado, los resultados suelen ser decadentes, aunque las intenciones sean las mejores. Es una realidad que la escolarización como producto de cada época juega un papel crucial en la creación de identidades dentro de la sociedad. Por lo tanto para solventar esto se propone no solo el repensar sino el replantearse proyectos pedagógicos críticos y sensibles a los cambios actuales donde la familia y el profesorado se comprometan de lleno y estén preparados para entender y atender al adolescente como sujeto con deseos, sensibilidad y sentimientos pero sobre todo con expectativas del mundo distintas a las de la generación que le precede.

  10. NELSON REGALADO EXPOSITO

    La adolescencia es la etapa de la vida más complicada en proceso de crecimiento de un adulto, ya que es cuando la persona se empieza a interesar por el futuro que desea labrar y cuando expresan la conducta que le han inculcado años atrás.
    Como se trata de la etapa educativa más complicada, ya que el alumno comienza a encaminarse por las ramas educativas que más se adapten a sus necesidades, considero que es cuando más atención se les debe tener. Escuchar a cada adolescente es muy importante para apoyar y ayudar a que elija un camino que se asemeje con lo que desee, de esta manera se puede evitar que cuando avancen en las diferentes etapas educativas, se encuentren con un muro que no los deje avanzar.

  11. JULIO JOSÉ DE LA ROSA HERNÁNDEZ

    Todos y todas hemos pasado por la etapa de la adolescencia por lo que conocemos de primera mano las dificultades y lo que significa la trascendencia para el desarrollo adulto de la persono. Por ello, es muy importante que nosotros como futuros profesionales del campo de la educación no nos centremos únicamente en la etapa infantil sino también en la adolescente, ya que como podemos comprobar gracias a GIOES la etapa de la segundaria tiene una gran relevancia para el desarrollo de las personas y para su futuro académico y profesional. Y es que no es posible que en el momento en el que nos encontramos sigamos relacionando el rendimiento con las elecciones académicas o profesionales y mucho menos por razones de género. Además, es fundamental el asesoramiento y la formación para el profesorado para así conseguir un cambio de mentalidad entre los docentes, pues únicamente así podremos conseguir la verdadera reinvención de la educación de los alumnos en la etapa adolescente. Por ello, les invito a conocer un concepto que desde hace pocos años se viene utilizado en muchas escuelas del planeta y es el “aprendizaje-servicios”, una metodología muy innovadora que mezcla el realizar un servicio a la comunidad con el aprendizaje de los alumnos en el centro educativo.

  12. Daniel Quintero Moreno

    La adolescencia es una de las etapas educativas más compleja ya que supone el desarrollo personal de cada individuo. Es por ello, que es importante que existen una cohesión entre profesores y familias ya que primordial que ambos colectivos aprendan a aprender.
    La adolescencia normalmente es una etapa de toma de decisiones, que fruto de la inexperiencia y el proceso madurativo del individuo hace que sea necesario un apoyo fundamental que le oriente en la toma de decisiones. También es importante destacar que no solo se trata de hacer que los alumnos sean más autónomas a la hora de tomar sus propias decisiones, sino que es vital que exista una formación concreta para que el profesorado modifique metodologías para que el alumno no se centre en aprender curriculum, y que tenga la oportunidad de desarrollarse como persona.
    Finalmente hacer hincapié en la importancia de desarrollar un trabajo cooperativo entre las familias y la comunidad educativa, ya que esta sería una estrategia eficaz a la hora de desarrollar el proceso de enseñanza aprendizaje de manera óptima.

  13. SONIA

    En referencia al post “Reinventar la educación de los adolescentes”, considero que como bien dice, la adolescencia es una etapa muy importante en el desarrollo de la vida de una persona. Me atrevería a decir incluso, que es una etapa determinante en muchos casos, ya que es ahí, donde el alumno/a empieza a tomar sus propias decisiones (asumiendo las posibles consecuencias positivas y negativas que pueda tener la misma) en relación a su futuro profesional. Por tanto y a partir de las diferentes referencias bibliográficas que se nos ofrecen, hemos podido ver, la importancia que tiene el “reinventar”, “repensar” la educación y enfocarla a ese proceso colaborativo donde la comunidad educativa (haciendo referencia al profesorado, al alumnado, a los orientadores de centro, etc.) y el ámbito familiar es muy importante para que el propio alumno o alumna sea capaz de fomentar su propia autonomía.

  14. Naomi Acosta Martín

    Tras leer post y sus respectivos artículos, me gustaría destacar que bajo mi punto de vista y reflexionando sobre el contenido de éstos, la adolescencia es una de las etapas más importantes de la vida puesto que, es un proceso de cambio en el que no solo están involucrados estos mismos, pues también tienen un papel muy importante los educadores y distintos profesionales, así como los padres y el entorno.
    Este papel importante es crucial en aspectos como el fracaso escolar, pues si un adolescente no cuenta con supervisión y apoyo por parte de las familias no va a tener interés ni motivación por continuar sus estudios ni esforzarse por tener éxito educativo.

  15. Claudia

    Podemos destacar que la etapa adolescente es una de las etapas más importante y compleja por las que pasamos los individuos y a su vez es esencial para que estos se descubran así mismo, comprendiendo en que sociedad encajan. .
    El profesorado y de las familias deben de mantener una formación continua para poder atender, ayudar, guiar… a los adolescente y es por esto que tienen un papel muy importante, para la toma de decisiones de cada uno de ellos, evitando así el fracaso escolar o estados emocionales de desconcierto. Ante esto tenemos que destacar que los adolescente de la nueva era no son iguales que la pasada, puesto que al igual que la sociedad va evolucionado los individuos también. Esta generación dependerá y formará una parte esencial de las sociedades futuras.
    Me gustaría resaltar que en los sistemas educativos se basa en la trasmisión de contenidos académicos por parte de los docentes al alumnado adolescente, un método que no motiva ni entusiasma al alumnado puesto que sería un aspecto bastante negativo, es por eso que el profesorado tiene el deber de utiliza propuesta donde el alumnado aprenda de manera más motivadora y liberal. Podemos decir que los adolescente actuales, no tienen una buena orientación por parte de los docentes, las familias u orientadores por lo que no toman decisiones adecuadas. Es por esto que tienen gran relevancia eso programas de acción tutorial enfocados y centrados en los intereses de los jóvenes.
    Por ultimo destacar que la formación de los docentes es muy importante para llevar a cabo una educación plena en esta etapa por la que todos los individuos pasamos que es la adolescencia

  16. Belén Zárate Hdez

    De este post destaco la importancia de la familia y del profesorado en la formación de los jóvenes ya que estos deben aprender a aprender y a su vez, a enseñar. La adolescencia es una etapa muy difícil en la educación de los jóvenes porque como se destaca da lugar a distintos riesgos importante en la formación de personas adultas.
    El punto tres me parece que es un punto muy fuerte ya que se centra en el apoyo y la motivación de estos.
    Por último destacar la socialización, es decir, la interacción que tienen los adolescentes con en mundo, con su familia, con el profesorado, con el centro en sí.

  17. Jaqueline Raquel Devora Armas

    Tras haber leído el post he considerado que verdaderamente es fundamental la orientación en cuanto al proceso de la toma de decisiones en el periodo de la adolescencia. Esta es una de las partes más importantes de los seres humanos en la que realizan su toma de decisiones orientándose así en cuanto a su estudio en el futuro.
    Las diferentes investigaciones que se pueden ver en el blog son muy ventajosas destacando entre ellas la primera ya que se centra en conseguir un mayor trabajo colaborativo entre el profesorado y los alumnos. En mi opinión esta parte colaborativa es tan importante ya que los alumnos sin un apoyo importante que les asesore y oriente puede hacer que se sientan inseguros a la hora de tener que decidir sus rumbos, es necesario que les hagan ser más autónomos y encontrarse más motivados.
    Finalmente destacar que las familias han pasado a tener un papel secundario en la educación de sus hijos esto hace que la educación no se concentre en un espacio educativo por lo tanto es necesario que el título de este post se consiga llevar a cabo, la reinvención de la educación en los adolescentes.

  18. Noemi Villena Campillo

    La adolescencia es una etapa difícil para los jóvenes que tienen algún tipo de problema y que se encuentran solos a pesar de necesitar un apoyo para poder afrontar esta etapa. Esta etapa empezamos a delinear cuales serán nuestras metas académicas , donde es muy importante el apoyo familiar y la orientación educativa para tomar decisiones acerca de su futuro. Por eso las familias deben apoyar a los adolescentes.

  19. CARLA A. BUSTOS SÁNCHEZ

    Como bien, ya no sólo se ve en estos artículos sino que se sabe, la adolescencia es una etapa muy difícil y de vital importancia respecto a la toma de decisiones. En ésta se es muy susceptible a cualquier cambio en la vida del implicado. Es por ello, que en esta etapa se debe de contar con un mayor apoyo, ya no solo familiar, sino por parte del entorno que le rodea para continuar adelante con los estudios. Y, sobretodo, mejorar esos datos que se dan, que dicen que también se llega a hacer una diferenciación de género del adolescente, respecto a este tema del apoyo familiar, en el proceso de toma de decisiones, puesto que los chicos reciben menos apoyo familiar que las chicas, lo cual considero que es un elemento más que fomenta el no continuar con los estudios de este género.
    Gracias a este tipo de investigaciones como las realizadas por Lidia E. Santana Vega, Luis Feliciano García, y en una ocasión, Ana Cruz González, se puede ver la importancia que tienen las tutorías para la idoneidad en la toma de decisiones académico-laboral, ya que como se ve reflejado en la investigación el alumnado de bachillerato muestra incertidumbre respecto a la idoneidad en la toma de decisiones académico-laboral. Además, cabe destacar que dichas investigaciones asímismo nos ayuda a conocer, por ejemplo, opiniones del alumnado de bachillerato respecto al contenido de las clases vs a la demanda que realmente existe, y esto puede permitir que haya una mayor claridad respecto a esto.
    Por último, decir que considero ideal la incorporación del POES (Programa de Orientación educativa y sociolaboral) ya que es un instrumento facilitador a la hora de ayudar en la toma de decisiones en la educación secundaria.

  20. SOUKAYNA SADDIKI CHAMI

    Los adolescentes tienen que saber hacia dónde quieren ir, llegar y sobre todo saber quiénes son; y un apoyo muy importante para ellos es la familia y la escuela. Debe de existir una relación adecuada entre las escuelas y las familias, para el bienestar del alumno; pero también para la ayuda y apoyo a la hora de orientarles y que sean capaces de tomar decisiones o no sentir incertidumbre. Pienso que la adolescencia es una etapa muy importante, ya que es el momento en que tiene que tener algo claro para futuras decisiones. Necesitan tener una orientación básica hacia las decisiones de los estudios universitarios que quieran realizar.
    A veces el contenido que se da en bachillerato no es del todo adecuado, ya que no cubre las necesidades que el propio alumno demande. Porque se supone que es la última etapa antes de entrar a la universidad, y muchos alumnos finalizan el curso con muchas dudas sobre el camino que quieren seguir, y una base importante para ellos es recibir las clases de tutorías, ya que es una clase donde ellos pueden exponer sus dudas y problemas que les surgen en referencia a su futuro. No solo hacen referencia al curso de bachillerato, sino que también ponen importancia a la educación secundaria obligatoria para el proceso de las tomas de decisiones, cuyo caso en el que se han realizados investigaciones con asesores externos y orientadores de los centros.

  21. Rocío Vergara

    Hoy en día, como todos sabemos, nos encontramos ante una situación donde todo es efímero, donde la vida se mueve a una velocidad vertiginosa. Entre esta problemática, los estímulos recibidos por todos los aparatos que nos rodean, a veces, no nos permiten visualizar con claridad los objetivos que nos proponemos, nos distraemos con facilidad y nos sumergimos entre la multitarea y la infoxicación, tratando de solventar nuestros esfuerzos entre los diferentes estímulos y leyendo entrelíneas.
    Personalmente me llama la atención los convencionalismos sociales, que encontramos entre los adolescentes, aunque creo que se pueden dar en diferentes estados, en esta categoría se denotan unos puntos más fuertes. La problemática de porqué escoger o no un ámbito profesional considerado de un género u otro, es bajo mi punto de vista un problema, y debe ser trabajado hasta el mínimo detalle. El “aprender a aprender” debe ser tomado como punto de referencia para intentar borrar todos los cánones hasta ahora, y dar rienda suelta a lo que una/o quiere o puede dedicarse en su vida. Cabe destacar que no sólo bastan las estrategias educativas realizadas en aulas, sino falta la coordinación de una sociedad bajo el mando de un sistema, las familias que se encuentran entre esta, y cada uno de los peldaños que se concentran en la comunidad. Por ello, desde la educación, está el poder para poder poner el rumbo entre la sociedad hacia una mejor que nos permita aprender a aprender, y desarrollarnos como personas, no como géneros. Así pues, “reinventarse o morir”

  22. DAISY ACOSTA GONZÁLEZ

    Una vez que he leído el post y los documentos he reflexionado sobre la situación actual de la educación en el sector de la adolescencia, me parece muy importante el apartado de las carencias sobre la orientación para la toma de decisiones en los estudios de secundaria, sociolaborales y en la educación en valores que promuevan en el alumnado pensamiento crítico y de autonomía.
    Por otro lado, decir que la educación tiene que luchar contra los ataques de los medios de comunicación, el machismo ya que está presente en la educación de hoy perdurando de tiempo pasados que siguen condicionando.
    Finalmente destacar que en la etapa de la adolescencia se producen continuos cambios en los chicos y chicas donde fortalecen sus personalidades y en la cual ellos y ellas comienzan a tomar algunas decisiones complejas que les condicionará tanto en su futuro académico como en la sociedad. Destacar que es por esa serie de cambios por los que la sociedad y el currículum deben adaptarse.

  23. Alba Padilla Pérez

    La etapa de la adolescencia es un periodo donde los alumnos y las alumnas requiere una mayor importancia hacía ellos y ellas, ya que dicha etapa se presenta de alguna manera complicada. Esto se debe a que muchos alumnos y alumnas tanto dentro como fuera de una institución educativa van sufriendo cambios tanto físicos como psíquicos, así como el pensamiento crítico de cada uno de los alumnos y las alumnas. Por otro lado, también es imprescindible que los profesores y las familias jueguen un papel importante hacia ellos y ellas para poder ayudarles en todo lo posible, puesto que podemos obtener dos puntos de vista diferentes y así poder obtener un mayor conocimiento acerca de los problemas que se presentan en dicha etapa educativa. Así pues, cabe destacar que los orientadores y los asesores también juegan un papel significativo, ya que nos pueden servir de ayuda a la hora de resolver dichos conflictos en dicha etapa.
    También es importante el trabajo cooperativo, ya que sería una buena estrategia educativa para poder llevar a cabo un proceso de enseñanza-aprendizaje de mayor utilidad y así poder obtener una mayor eficacia y eficiencia. Asimismo, dichas investigaciones nos sirve de apoyo para poder recabar una información más concreta.
    Finalmente, podemos decir que la adolescencia es una etapa difícil donde se requiere un mayor esfuerzo para poder llevar a cabo un buen trabajo, y que sobre todo se haga de una manera más cooperativa, y así poder tener más criterios a la hora de realizar el trabajo y la puesta en práctica de éste.

  24. Samantha Mejías Rivas

    La adolescencia es una etapa de la vida que ha sido objeto de diversos estudios e investigaciones, en las que todas mantienen una misma similitud y es que coinciden al afirmar en que es una etapa de transición entre la infancia/niñez y el “mundo adulto”.
    Es por ello, que el profesorado debe de tener en cuenta dicha transición, el proceso de cambio físico y hormonal, además, debe de poseer los conocimientos y la capacidad de hacer que su alumnado logre los objetivos educativos necesarios para la sociedad del siglo XXI. Me gustaría recalcar la sociedad del siglo XXI porque hoy en día todo cambia, todo sufre una evolución, un cambio (en la mayoría de las veces a mejor) sin embargo, vemos que la educación, la metodología empleada en el aula, los temarios que se dan, etc. Siguen prácticamente intactos. No quiero profundizar en el atraso tan imperioso que reside en nuestra sociedad, pues aquí los protagonistas son los adolescentes, esos seres que se sienten incompletos y fuera de contextos, incomprendidos por la sociedad, esos seres que necesitan y a veces piden a gritos atención, afecto y respeto. Y ahora yo me pregunto, todos y todas (o eso me gustaría creer) somos conscientes de este proceso de cambio que se da en la adolescencia, entonces ¿por qué no somos capaces de hacer algo para intentar facilitar dicha transición?
    El sistema educativo, necesita profesionales capaces de saber llevar la adolescencia, el alumnado adolescente necesita de estos profesionales, hagamos de nuestros futuros adultos y adultas personas seguras, personas con autoestima, personas creativas y con criterio. Hagamos de este proceso un camino llevadero y ameno para nuestros adolescentes, hagamos de esa revolución el mejor de los cambios.

  25. Engrisay Padrón Febles

    Una vez leído el post y habiendo reflexionada sobre el estado actual de la educación en el período de la adolescencia, considero que es fundamental la orientación en el proceso de toma de decisiones de los adolescentes. La adolescencia es una etapa clave para todo ser humano, ya que es una etapa de descubrimiento de la propia identidad, así como de la autonomía individual, por ello que los adolescentes cuenten con una figura de apoyo fuera del ámbito familiar les será de gran utilidad a la hora de orientarse y decidir que quieren estudiar o hacer en su futuro.
    Las investigaciones que se pueden ver en el blog, son de gran utilidad, pero destacaría la primera que se muestra, donde se expone la importancia de formar a los profesores tutores en el ámbito de la orientación laborar y académica del alumnado al finalizar sus estudios. Dado que se considera que para modificar la acción tutorial es fundamental implicar en el diseño de las propuestas a quienes las van a poner en práctica, es decir, incluir en el diseño de las acciones a los profesores tutores que las llevarán a cabo.
    En el post se expone a través de diferentes enlaces la importancia de la acción tutorial en la toma de decisiones de los adolescentes, ya que muchos de ellos deciden seguir estudiando una vez finalizado el bachillerato por impulso de su familia, no se paran a analizar qué empleo desean desempeñar en un futuro y a muchos de ellos les es indiferente que carrera cursar en la universidad o que estudios post obligatorios realizar.
    En resumen, este post nos sirve para conocer la importancia del Grupo de Investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral, así como reconocer su labor y concienciarnos de lo importante que es la orientación educativa y laboral en el período de la adolescencia.

  26. Tania Domínguez Palancares

    Considero que el papel que tienen las familias y el profesorado en el ámbito educativo es sumamente fundamental en cualquier etapa educativa, sobre todo si es obligatoria, pero más aun en secundaria como bien se recalca en este post. Sin la participación de estos dos grupos de agentes, el trabajo de la otra parte no obtendría resultado alguno, por lo que se necesita la colaboración e implicación de ambos. Los profesores y profesoras pueden detectar problemas o virtudes en el alumno o alumna, sin embargo la familia es la que puede dar respuesta a ciertas incógnitas que el profesorado pueda tener, de ahí el trabajo colaborativo en parte.

    Por otra parte, está claro que sin trabajo colaborativo no se lleva a ningún lado en el ámbito educativo, pues el alumnado (en esta etapa sobre todo) necesita de la opinión y orientación de su tutor y el tutor a su vez, necesita ser guiado por un asesor para hacer su función lo mejor posible. Si no se dispusiera de estos agentes tan necesarios los alumnos sentiría una gran incertidumbre e inseguridad, pues es una etapa en donde se empieza a tomar decisiones importantes en la vida y se comienza a decantar por unas ramas u otras, por eso pienso que es muy importante que estén bien asesorados y orientados para que se puedan sentir con la seguridad suficiente para elegir que rumbo tienen que coger dejándose llevar por su personalidad, gustos y puntos fuertes, y para ello es necesario fomentar su autonomía de manera adecuada.

    No solo para ayudarles a dirigirse es necesario el trabajo colaborativa, sino también para motivarles a que aprendan, y para eso es necesario la innovación, aparte de, porque es un sistema educativo que sufre muchas modificaciones y evoluciona de manera inmensurable debido a la era tecnológica en la que nos encontramos actualmente. Por esta razón, creo que son importantes las investigaciones que se han hecho para valorar esta situación e intentar conseguir planes tutoriales cada vez mejores y que sirvan de utilidad.

  27. Alba Del Rosario García Castro

    Tras analizar los diferentes artículos de este post, he llegado a la conclusión de que la etapa de secundaria es una de las más relevantes debido a que, engloba una serie de edades en las que el niño o la niña va formando su madurez y creando un camino hacia el futuro. Esta etapa es primordial para descartar posibles necesidades o clarificar el futuro laboral y académico del alumno/a. Por tanto, las conclusiones a las que se llega a través de estas investigaciones dan lugar a la creación de un plan de acción tutorial que reside en la ayuda a este tipo de alumnado comprendido entre secundaria y bachillerato para encaminar sus próximos futuros.
    A través del proceso colaborativo y de la mejora del apoyo al mismo, se van forjando futuros y se contribuye a que el alumnado vaya teniendo claro, de acuerdo a la edad que vaya teniendo, qué quiere hacer en un futuro y poder contar con el apoyo del centro y que este le posibilite esa ayuda hacia el fomento de una autonomía y una independencia para poder tomar sus propias decisiones sin que tengan que estar influenciados por padres y madres, amigos y amigas, sociedad, etc.
    Por último, destacar la importancia de este post puesto que, poner el foco de atención en cambiar y mejorar la educación de la adolescencia es un punto a favor de los que lo realizan puesto que no se valora la importancia existente en esta etapa educativa e indudablemente, la mejora de la misma va a traer consigo una mejora de las etapas consiguientes tanto para el alumnado, como para el profesorado como para el sistema educativo en su conjunto.

  28. Silvia Díaz del Castillo

    Hacer hincapié en la adolescencia desde la perspectiva educativa es sumamente importante, ya que los jóvenes en un periodo relativamente corto de tiempo, deben realizar muchas decisiones de gran importancia. En un primer lugar, hay que tener en cuenta que esta etapa evolutiva es difícil para los jóvenes ya que están en continuo cambia, en plena evolución física y mental. De esta manera, tanto el sistema educativo como las familias de los estudiantes debe ser un gran apoyo. Teniendo en cuenta las diferentes investigaciones de esta etapa educativa, estoy totalmente de acuerdo en la idea de que debe existir un mayor trabajo colaborativo entre el profesorado y los alumnos/as, ademas, se debe mejorar la decisión del alumnado al finalizar el bachillerato, ya que según afirma uno de los estudios, los alumnos/as se guían s por sus gustos y por la opinión de la familia, que por lo que realmente es importante como son sus cualidades personales, sus propias exigencias académicas, etc.
    De esta manera, es importante mejorar la formación del profesorado para que sepan como deben llegar a sus alumnos/as para que estos los puedan sentir como un apoyo mas a la hora de sus decisiones académicas-laborales.

  29. Fátima Casañas Sánchez

    Es un post muy interesante, ya que dentro de él se exponen diferentes tipos de documentos que amplían una información que hoy en día no se tiene tan presente como debería. Como se expone en este post, creo que se le debe dar mucha importancia a la etapa adolescente, es un momento crucial en el que las personas construimos nuestra vida, y todo cambio puede afectar de lleno a nuestra estapa adulta.
    Es cierto que se necesita un gran apoyo en este proceso, tanto familiar como educativo, por ejemplo, con orientadores que puedan guiarte no solo en tus gustos sino en tus capacidades, ya que es muy importante conocer hasta donde puede llegar una persona independientemente de su vocación. El apoyo que se pueda dar a un adolescente o a una adolescente es verdaderamente importante. Por ello, este artículo es de gran interés ya que presenta ideas que se deben de tener en cuenta en la educación para poder avanzar y mejorar el ámbito personal y laboral de nuestros futuros adultos.

  30. ELIZABETH

    Ciertamente, el sistema educativo español se encuentra en un estado deplorable, en una de sus etapas en las que existe más variabilidad, como es la secundaria.
    Este periodo muestra varias incoherencias, una de ellas encontrada en el desarrollo de la autonomía de cada individuo. No se pueden crear estudiantes autónomos con el modelo de sistema actual. Los estudiantes se ven sumergidos en un espacio donde se impone el conocimiento que deben reproducir en los exámenes, sin comprobar si realmente se ha producido un proceso de aprendizaje. Si se conduce a los alumnos por un determinado camino, no se puede exigir, por tanto, que posean una capacidad de toma de decisiones. La figura y las competencias que deben desarrollar los orientadores y los tutores es incierta, incluso olvidada.
    Así mismo, las familias, han pasado a ocupar un papel secundario como influencia educativa. En este sentido, se ha retrocedido en el camino hacia la mejora educativa, considerando que es un agente trascendental en la época estudiantil. La educación no se concentra bajo los espacios educativos. Por ello, se considera necesario, como bien señala el título del post, Reinventar la educación de los adolescentes.

  31. Noelia Anahí Antón González

    Creo que la etapa adolescente es muy importante como se ha comentado en el post, ya que es un momento donde los adolescentes se desarrollan y toman decisiones importantes sobre su futuro educativo-laboral. Por ello creo que las investigaciones recogidas en este post son de relevancia para saber que se hace en las tutorías y como se han visto influidas las decisiones de los alumnos de secundaria desde el punto de un futura educadora.
    Como se ha comentado en esta entrada es muy importante repensar la educación secundaria y enfocar las tutorías a ese proceso colaborativo y de fomento de la autonomía del alumnado.
    De las investigaciones me parece bastante interesante y destacó la relevancia de la formación del profesorado aspecto que me parece fundamental para mejorar el apoyo al alumnado. También el hecho de trabajar en las tutorías el rol de género, la forma de socialización diferencial entre hombres y mujeres, como la corrección del currículo para fomentar el trato por igual.
    Aun así, mejorando todo lo posible las acciones tutoriales y el trabajo colaborativo, creo que la adolescencia es un momento donde los alumnos/as se tienen que equivocar y encontrar su vocación y que por mucho que se les oriente y se trabaje con ellos colaborativamente, es necesario ese proceso de búsqueda.

  32. Learn English in Virtual Reality

    Hello,

    Firstly I’d like to apologise that I am writing this in English. I understand that it may be impolite of me to do so but regrettably I can’t speak Spanish. I used Google Translate to help with the understanding of this article.

    However, my thoughts on this would be that young people need to experience life in order to get a better understanding of what feels right for them and what doesn’t feel so comfortable, and through those experiences they will gain an understanding of their talents and know how to build on their weaknesses.

    We often refer to older people as being “wise”. Have you ever heard of that word being applied to younger people? Rarely. In English at least. The reason is that to become “wise” you need to have experienced parts of life. It’s my opinion that we should be striving, as educators and adults, to develop this in younger people. Developing maturity, lateral thinking and this can only be achieved through variation in study and life experiences. Of course, kids should be kids. I mean that we shouldn’t lose the beauty of childhood in favour of creating an overly-structured program of experiences but let me leave you with this: is it acceptable that we put 20/30 children in a class with an underpaid, undermotivated teacher? Is it right that we leave them there for hours every day while the world outside the four walls provides them with rich learning opportunities? Is it right that we don’t try harder to find a young person’s talents and nurture them, so that they can go on to lead a fulfilled life? I could go on, but will leave it there.

    These questions inspired me to create LinguapracticaVR, an opportunity for people to learn English in virtual reality as a way of getting their first taste of the English speaking world at low cost and in an engaging way to learn the English language. I would be very interested to collaborate with teachers, schools, parents and others in your country to improve this content so please contact me, Michael, through the LinguapracticaVR website or the main website Linguapractica.com and I will respond. Together, with our different skills, we can begin to provide our children a future they deserve. Thanks.

  33. Laura Morales González

    Estoy totalmente de acuerdo con su opinión, evidentemente hace gran falta que entre las personas de edad adolescente se trabajen diversos aspectos que le ayuden a forjar de manera adecuada su personalidad, por eso creo que trabajar la educación emocional y enseñar a los alumnos a conocerse a sí mismo para así poder forjarse como personas y ser capaces de tomar sus propias decisiones. Debemos de aprender a guiarles y que ellos mismos se marquen sus propios objetivos y metas para que en un futuro se desenvuelvan con total soltura en todos los ámbitos de la sociedad, por eso también creo que debe dársele a la figura del orientador mayor importancia ya que tiene una gran importancia para guiar a los adolescentes en la etapa. Pero para cambiar la educación lo primero que hay que hacer es comenzar a formar al profesorado de forma diferente ya que si no se cambia la metodología y la forma de impartir clase no se podrá formar a los alumnos competentes no solo curricularmente sino también como personas. Me ha parecido una entrada muy interesante y me ha hecho pensar que si durante mi época adolescente se hubieran realizado en mi I.E.S. muchos de estos trabajos habría sido más fácil tomar algunas decisiones.

  34. Natalia Abreu

    Nunca me cansaré de trasmitir que hay que atender a la diversidad, que la educación debe atender a las necesidades del alumnado y si no lo hace, esta educación debe cambiar. La función de la educación es preparar al alumnado para desenvolverse en las diferentes situaciones que se les presentará en la vida y trabajar quiénes son y cómo pueden encajar en la sociedad es algo que no debe posponerse hasta la etapa de secundaria. Queremos alumnos competentes, concretamente, social y emocionalmente para que sean personas equilibradas, sanas y felices. Para obtener estos resultados, tanto las familias como el profesorado deben trabajar unidos, coordinados y manteniendo una comunicación constante para que la educación no solo sea dentro de un aula, si no en los hogares, que es el primer entorno donde el alumno/a convive y el que tiene una mayor influencia en sus aprendizajes y en el desarrollo de su personalidad.
    Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto en este post y como ya se ha leído algunas investigaciones realizadas por el GIOES, se ha de admitir que los resultados de estas investigaciones pueden servir para replantearnos qué es lo que está pasando y cómo se puede solucionar. En general, estos resultados llevan a pensar que se necesita trabajar con los alumnos/as sobre la toma de decisiones, trabajar el género y sus estereotipos, el autoconcepto, la influencia de entorno familiar o grupos de iguales en el proceso de toma de decisiones, etc. Desde la orientación se puede trabajar estos aspectos y por qué no, otros también que inquieten al alumno/a tratando así de educar basándonos en sus necesidades, haciendo la educación útil, interesante y cercana a su realidad.

  35. TERESA AGUILAR JARA

    Como ya sabemos, la adolescencia es una etapa de transición en diferentes planos, que altera la naturaleza de las imágenes de sí mismos. Se producen cambios físicos, cognitivos y la primera toma de decisión personal importante con respecto a la vida profesional.
    Dada la importancia de esta etapa me parece fundamental la figura de los profesionales de la orientación y también la integración del POES, para incluir en el currículo la orientación para la toma de decisiones en la Educación Secundaria. Así como, todas las investigaciones realizadas por Lidia Santana y su equipo de investigación para contribuir a la mejora de la orientación y la toma de decisiones.
    Desde mi punto de vista, destacaría de gran importancia, programas en los que el alumnado profundice en el conocimiento de sí mismo. Trabajar el autoconcepto y la autoestima para construir la imagen del “yo”, es decir, la construcción mental de cómo se percibe cada uno a sí mismo. Esto facilitaría la transición y por tanto, la toma de decisiones en esta etapa.

  36. Magnolia

    Está claro que la adolescencia es una etapa trascendental en el desarrollo humano, pues en ella se producen una serie de cambios físicos, madurativos, emocionales, etc., que marcan el devenir de la persona. Si a esta situación sumamos, tal y como señalan las diferentes investigaciones citadas en este post, los diferentes elementos de nuestra sociedad que afectan al alumnado adolescente tales como los convencionalismos o el apoyo de la familia y el profesorado, no puedo estar más de acuerdo con la idea de que debemos ayudar al alumnado a descubrir quiénes son y cómo encajan en la sociedad.

    En este sentido, pienso que la figura del orientador/a adquiere un papel fundamental, pudiendo intervenir él mismo en estos procesos,, ofreciendo consejo a los otros dos agentes esenciales en la formación de los jóvenes (la familia y el profesorado) o a través de actividades como las que realiza el Grupo de Investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral (GIOES) y que se nos presentan en este post.

  37. Idaira

    Después de leer el post y los diferentes enlaces y reflexionar sobre el estado actual de la educación de los adolescentes, sobretodo me parece de vital importancia las carencias en cuanto a la orientación para la toma de decisiones en la educación secundaria, la educación sociolaboral, y aún más la tan necesaria educación en valores que fomente en el alumnado el pensamiento crítico y autónomo más allá de los convencionalismos sociales que llevan a la clasificación sesgada del alumnado. La educación, puede y debe luchar contra los continuos ataques de los medios de comunicación y con las obsoletas creencias y costumbres ancladas en el machismo heredadas de tiempos pasados, pero que aún hoy perduran y que siguen condicionando las metas académicas y profesionales. De lo contrario, se hace difícil pretender que los adultos del mañana se puedan desenvolver en una sociedad más justa y equitativa.

    Para ello, la acción tutorial, entre otras herramientas, tiene un papel fundamental en la construcción de un plan de intervención con el alumnado que contemple la realidad con la que el alumnado se encontrará fuera del sistema educativo, o en sus posteriores niveles educativos superiores. Se trata, además de transmitir conocimientos, de educar para la vida adulta, para ser ciudadanas y ciudadanos autónomos con capacidad de decisión y de resolución de problemas, de enfrentarse a las vicisitudes de la sociedad.

    Así, me parece realmente interesante la integración del POES (Programa de Orientación Educativa y Sociolaboral) para incluir de manera efectiva y real en el currículo la orientación para la toma de decisiones en una etapa tan decisiva como es la educación secundaria. Sin duda, de extenderse este programa de manera obligatoria al conjunto de la comunidad educativa de cada centro y se desarrollara adecuadamente, cambiaría considerablemente la realidad de la educación secundaria, y por consiguiente, del resto de la sociedad. La única duda surge al preguntarme: ¿por qué aún no se ha implantado? De ser así, “otro gallo cantaría”.

  38. Beatriz

    La adolescencia es una de las etapas más complejas por las que pasa el ser humano ya que tenemos que enfrentarnos a una serie de cambios tanto físicos como intelectuales a los que no estábamos acostumbrados. Al estar sometidos a tantos cambios tan repentinos los adolescentes deberían poder contar con el apoyo de los familiares y del profesorado ya que son los/las que mejor pueden orientar a los/las alumnos/as en este nuevo proceso en el que deben tomar decisiones.

    Como podemos observar, la sociedad que nos rodea está llena de estereotipos que se nos intentan imponer de una forma u otra y por ello es necesario que a los/las jóvenes se les de una buena orientación para que no caigan en ellos y se ahorren todas esas consecuencias que puede generar una mala toma de decisiones.

    Para ello es necesario que, como se dice en el post, los/las alumnos/as tengan una respuesta educativa adecuada a en la que se tengan en cuenta todas esas características de la etapa y de las cuestiones personales que rodean a ese/a alumno/a. En definitiva, para que esto funcione, se debe partir del trabajo colaborativo entre las familias y los/las profesores/as ya que se ha demostrado que de esta manera la orientación es más completa y se puede llevar a cabo una acción tutorial que tenga unos resultados más satisfactorios.

  39. Noelia Alexandra Russi González

    Sí, estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que se menciona en este post y los archivos adjuntos en el mismo, ya que considero que la educación lamentablemente está en un retroceso constante; en primer lugar por la poca relación que hay entre los centros educativos y las familias, lo que conlleva a una descoordinación que tarde o temprano acaba afectando al propio alumnado, ya que al mismo le causa inestabilidad social y emocional. Si queremos adolecentes con iniciativas, creativos, innovadores, responsables, autónomos, etc…, trabajemos juntos para conseguirlo, ya que si solo lo trabajan algunos centros o algunas familias no estamos haciendo mucho, pero si poco a poco somos más los que nos unimos si podremos llegar incluso a REINVENTAR LA EDUCACIÓN de la que se nos habla en este post y no solo de reinventarla sino de formar parte de ella y de su progreso en el tiempo para no volver a recaer jamás. Sí tú luchas, él lucha y todos luchamos, la lucha deja de ser lucha tarde o temprano, para convertirse en logros y metas conseguidas.

  40. Gustavo

    Cuando hablamos de adolescencia, lo hacemos de una etapa en las que los chicos/as van experimentar una serie de cambios, por lo que el papel que la familia y el profesorado van a jugar es de suma importancia. Debemos de formar a éstos (familia y profesorado) ya que deben atender/orientar a los adolescentes y ayudarlos a que den respuesta a una serie de interrogantes que les van a surgir.

    En ésta sociedad en la que nos encontramos los alumnos/as adolescentes no son los mismos que nos podíamos encontrar antiguamente. Los adolescentes de hoy en día deben descubrir quiénes son y de qué manera van a encajar en la sociedad en la que está viviendo. Por lo tanto, nosotros como profesionales de la educación junto con la familia, debemos decidir qué formación, qué competencias y para qué sociedad vamos a preparar a éstos jóvenes.

    Ya que será al final de ésta etapa educativa cuando los jóvenes decidan si proseguir con los estudios o incorporarse al mercado laboral, el profesorado y la familia serán los encargados de proporcionarles los conocimientos necesarios para acceder a los estudios superiores; debe facilitar las competencias básicas para desempeñar una ocupación en convivencia con otros; y enseñarles la capacidad para aprender a aprender.

    Hoy en día vemos como los jóvenes se ven con escasa orientación profesional por parte de tutores, orientadores y padres, por lo que acaban tomando decisiones rápidas sin sopesar las consecuencias que van a derivar de las mismas. Por lo que creemos que un programa de acción tutorial bien enfocado y llevado a cabo con rigor y centrado en los intereses que puedan tener los alumnos/as, ayudará a que las decisiones que tomen estén más sopesadas y reflexionadas y así los daños que se puedan producir en el futuro profesional o laboral de los jóvenes sean mínimos y se corran menos riesgos.

    Destacar la importancia de las investigaciones llevadas a cabo por el GIOES, ya que van encaminadas en esto que estamos comentando y las cuáles vemos que los resultados son favorables cuando los alumnos/as reciben una orientación profesional/ laboral adecuada.

  41. Eduardo Lorenzo

    Desde mi punto de vista, y como conclusión a los trabajos y las investigaciones aquí expuestas, considero que lo más importante en esta etapa es ayudar al adolescente a mejorar su autoconcepto y autoestima. Pues de ambas depende que se sienta mejor consigo mismo, a la vez que pueda encontrarse a sí mismo y a su futuro “Yo” adulto.

    Pienso que, más que las orientaciones profesionales y las salidas laborales disponibles, debería trabajarse más el ámbito reflexivo e introspectivo. Que el adolescente medite y piense sobre sí mismo y su entorno. De esa forma tarde o temprano acaba encontrando por sí solo las respuestas que necesita a sus inquietantes preguntas de la etapa. Entre ellas las de su propia orientación profesional y laboral.

    No menosprecio ni mucho menos los programas de ayuda y apoyo. Al contrario. Me parecen un gran acierto y una muy buena idea. Pero la educación de nuestros días descuida mucho la materia de la “Acción Tutorial”. Materia que a mi juicio, enfocada en la dirección correcta, resolvería este tipo de inquietudes frecuentemente generales por parte de los adolescentes.

    La clave para reinventar la educación de los adolescentes no se encuentra en el ofrecerles o no una lista de salidas profesionales, sino en el indagar dentro de sí mismos y de averiguar qué es lo que realmente quieren. Para ello sus entornos más cercanos (familia y escuela) deben intentar apoyarlos y ayudarlos a mejorar su autoconcepto y autoestima. Las dos palabras clave que considero esenciales, y que pueden perfectamente aplicarse en las etapas educativas de Primaria y Secundaria.

    La clave, según mi humilde opinión, no se halla en el exterior (la sociedad como mal ejemplo de orientación) sino en el interior de las personas (solo nosotros sabemos el secreto de nuestra propia felicidad).

  42. ATTENERI

    En el texto “Reinventar la educación de los adolescentes” publicado por Lidia Santana Vega, me parece relevante resaltar que es cierto que el alumnado de hoy no es el mismo que el de “ayer”, pues al igual que la sociedad evoluciona, los adolescentes también evolucionan. Por este motivo, considero que hay que darle más importancia a esta etapa de la que le dan en la actualidad, pues aquí es cuando este tipo de alumnado empieza a reconocerse a sí mismo y encontrar un hueco en la sociedad, donde surgen problemas relacionados con el fracaso escolar, angustia, rebeldía,… Es por ello que es tan crucial el papel de la familia y del profesorado en la educación de los adolescentes y éstos han de formarse continuamente para poder atenderlos y apoyarlos.

    También, me parece importante resaltar que para que se dé el concepto de normalización, todo niño debe tener el derecho a desarrollar al máximo su potencialidad para que sea lo más feliz posible, pero si no ponemos todos un granito de arena para ayudarlos y apoyarlos no podrán desarrollar todas las potencialidades que presentan.

    En conclusión, me parece muy bien que haya grupos colaborando en diversas investigaciones para encontrar respuestas en la educación de los adolescentes, como por ejemplo el Grupo de Investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral (GIOES) con el alumnado de secundaria, pues no todo el mundo le da la importancia que esto requiere, y lo adolescentes de hoy serán el futuro de mañana.

  43. Natalia Abreu Acosta

    En los centros educativos debe trabajarse ciertos contenidos e información que son imprescindibles para ayudar al alumnado a la hora de tomar decisiones sobre su futuro académico-profesional. Es conveniente que el tutor/a diseñe propuestas de actuación para trabajar estas cuestiones y que las elecciones del alumno/a no sean tomadas bajo la influencia de: estereotipos de género, el concepto no objetivo que tiene el alumnado de sí mismo, su rendimiento académico, por influencia de las familias, etc.
    Después de las lecturas de los artículos de investigación aquí expuestos, he sacado una serie de conclusiones sobre las decisiones académico-profesionales tomadas por el alumnado de secundaria, el papel de profesor-tutor y del orientador en esas elecciones y por último, otras posibles influencias.
    1) Los docentes no valoran sus habilidades para plantear propuestas de acción tutorial. Esta inseguridad por falta de formación, falta de tiempo, de coordinación, acumulación de trabajo, desinterés, etc., les influye en las sesiones de Tutoría.
    2) En general, es visible la necesidad de adaptar y mejorar el proceso orientador. Por ello, los docentes deben colaborar y trabajar en una misma dirección para dar sentido y una perspectiva global a la educación añadiendo la orientación a todas las áreas del currículo.
    3) En general, los docentes fallan a la hora de identificar las necesidades del alumnado; en la elaboración de propuestas de actuación; transmisión al alumnado del sentido de su trabajo; y no contemplan la importancia de las tareas que desarrollan en Tutoría.
    4) Los profesores-tutores no llevan a cabo actividades motivadoras en clase. Una forma fácil para motivar al alumnado es que estas sesiones estén compuestas por unas dinámicas grupales y siempre partiendo del interés de los alumnos/as.
    5) En cuanto al profesorado de las materias, hubo una resistencia a implantar la propuesta de Infusión Curricular. También se observa como el profesorado contempla los proyectos innovadores como un aumento de su compromiso y responsabilidad profesional, pero estos deben adaptarse a las nuevas situaciones de enseñanza-aprendizaje.
    6) En cuanto a la elección de estudiar Bachillerato u optar por otras opciones, los alumnos/as no tienen en cuenta la orientación recibida por los profesores-tutores o el orientador. Esto refleja la poca relevancia que ha tenido la acción tutorial y orientadora. El alumnado tiene una visión negativa de esta orientación. Demandan tutorías que le sean útiles para la toma de decisiones y para clarificar su proyecto personal de vida.
    7) En los resultados de un proyecto investigador expuesto aquí, se puede observar como la implicación de los docentes tiene influencia en los resultados. Los docentes que se han implicado en su trabajo han sido valorados, por parte del alumnado, de una forma positiva. Además, los alumnos han contemplado lo trabajado en las clases de Tutoría como contenidos valiosos.
    8) Los alumnos/as indican que la elección de estudiar bachillerato y de sus futuros estudios ha sido personal pero reconocen la influencia de sus familias. Esto debe trabajarse en el aula. A veces los adolescentes tienen en cuenta las opiniones de otros por encima de las propias opiniones.

    9) Se observa una relación entre la concepción que tiene el alumnado de sí mismo, en el aspecto académico, con la autoeficacia y competencia escolar. Este autoconcepto del alumnado empieza a desarrollarse en la educación primaria. Por ello, es muy importante que en los centros educativos se trabaje el autoconcepto del alumnado ajustado a la realidad, ayudando al alumnado a marcar metas, definir sus intereses y habilidades, etc.
    10) Los estereotipos de género siguen presentes en el alumnado y siguen teniendo influencia a la hora de la toma de decisiones académico-profesional. Cabe mencionar que las adolescentes se ven más trabajadoras y con capacidades personales pero, en cuanto a capacidades intelectuales, se creen menos capaces que los chicos. Por ello, no suelen elegir carreras/trabajos más prácticos o más técnicos por la presencia de estos estereotipos.
    11) En cuanto a los estereotipos en la ESO, estos se manifiestan claramente y aunque el alumnado es capaz de reconocerlos, los llevan a la práctica sin cuestionarlos.
    Para concluir, toda la comunidad educativa debe reflexionar sobre esto y trabajar todos estos aspectos en los centros educativos para mejorar las elecciones de los estudiantes. Se debe conseguir que el alumnado decida su futuro por sí mismo y que de alguna forma, no prevalezca la influencia de las familias, estereotipos y otras cuestiones sobre las habilidades, gustos, intereses y opiniones del alumnado sobre su futura vida laboral. Además, la educación impartida en las aulas tiene que ser para la vida y globalizada, ajustada a la realidad de los alumnos/as.

  44. Elisabet Acosta

    La etapa de la adolescencia, es sin duda, una de las más complejas por las que pasa un individuo en su desarrollo tanto físico como intelectual. Durante este proceso de cambios, el apoyo familiar y del profesorado serán de total ayuda para que el alumnado pueda tomar sus propias decisiones pero, de una manera que no les lleven consecuencias negativas como el fracaso escolar o estados emocionales de desconcierto como mismo cita Lidia Santana. Los estereotipos que nos impone la propia sociedad, hace que las decisiones que tomen los alumnos en su vida académica estén marcadas por razones de género, como por ejemplo, elegir arquitectura o ingeniería naval por ser más “propia” del género masculino y maestra y pedagogía por ser más “propia” del género femenino. Pero estos, como mismo se apunta en el post, no son los únicos elementos que intervienen en la toma de decisiones del alumnado, por lo que una buena orientación en la etapa educativa de Secundaria, debe ser crucial para impedir errores académicos futuros.

  45. Saira González

    Empezaré siendo sincera en cuanto a los pensamientos, dudas o polémicas que se crearon en mi cabeza al introducirme en el conocimiento de estos temas de Orientación Educativa, Orientación profesional y sus modelos. Cuando comencé a leer sobre el Grupo de Investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral (GIOES) de la Universidad de La Laguna, su Programa de Orientación Educativa y Sociolaboral (POES) y los distintos modelos que plantean para desarrollar la temática sociolaboral en la dinámica escolar, se me nublaban las ideas, no veía muy factible los cambios curriculares que plantea dicho grupo de investigación, aunque sí era capaz de percatarme de la importancia que tiene la educación sociolaboral en la educación escolar.
    Pero a medida que fui ampliando la información y entendiendo mejor los propósitos y los objetivos que llevan implícitos todos esos cambios curriculares, pude abrir las fronteras de mi mente y ampliar o fomentar el desarrollo su parte crítico-constructiva. Esto fue así, gracias a este artículo de Lidia Santana, “Reinventar la educación de los adolescentes”, y al resto de artículos que le acompañan, sobre temáticas relacionadas y que le dan el matiz necesario al tema.
    Una vez dicho esto, sería oportuno añadir mi perspectiva en cuanto al tema del artículo. Es una parte esencial para los adolescentes descubrirse a sí mismos y entender la sociedad en la que deben encajar, sabiendo también extraerse de ella y ser capaces de ver las problemáticas que conlleva el formar parte de esta. De esta manera, sobraría decir que la familia y toda la comunidad educativa escolar (destacando al profesorado), deben recibir una formación específica para la atención y el apoyo que necesitan estas generaciones futuras. Generaciones de las que dependerá y las que formarán parte esencial en la sociedad futura, que podrá seguir atendiendo a las mismas problemáticas que se han alargado en el tiempo, o podrá progresar y ser diferente, aunque aparezcan nuevos inconvenientes, el hecho de que sean “nuevos”, hará que sea visible, que ha habido un cambio. Así se ve destacada la importancia de uno de los temas del artículo, sobre la trascendencia que tiene la etapa adolescente en la vida adulta.
    Para no alargar mucho este comentario, destacar que me parece muy importante este tema y que hablaría, razonaría e idearía alternativas extendidamente porque desde mis inicios como la profesional de la educación que aspiro llegar a ser, no ha salido en ningún momento de mis pensamientos e ideas, que lo que necesita este país y por tanto las personas que en él vivimos, es que la educación cobre mayor importancia, se tenga mucho más en cuenta a sus profesionales y se “reinvente”. Que dichos profesionales se impliquen tanto en su profesión, que no les parezca mucho trabajo realizar cambios, introducir alternativas, nuevos modelos, o trabajar junto al resto de agentes educativos (como la familia), no menos importantes, y que en conjunto, seguramente, obtendrán gran variedad y mejores resultados.

  46. Coral Butrón

    A mi parecer, desconociendo en cierta medida el sistema de la educación secundaria obligatoria y bachillerato debido a que soy graduada en Educación Infantil y partiendo desde mi experiencia en estas etapas educativas y el aprendizaje adquirido con estas investigaciones de Lidia Santana (entre otros autores), puedo decir que la función llevada a cabo por los orientadores/as (e incluso profesores/as) de cualquier centro deberían seguir una orientación hacia la toma de decisiones sociolaboral, de conformidad con lo expuesto en los artículos. ¿Por qué?
    La adolescencia constituye una etapa vital en la que a la persona se le plantean situaciones consigo mismo/a, con sus amigos/as, familiares y con la sociedad en general en la que le toca decidir de manera autónoma. A ello, se le debe añadir los continuos cambios físicos, la construcción de principios y valores personales, etcétera. Las razones, entonces, son estos cambios evolutivos y de la sociedad actual que se deben responder bajo propuestas educativas que permitan al alumnado conocerse a sí mismo/a (tanto sus gustos, fortalezas, debilidades…); formarse una imagen positiva de sí mismo/a sin olvidar su entorno más cercano; valorar la opinión de familiares pero percatarse de que la imposición de ideas no es justa; ser consciente de la amplitud de empleos que existen y sus ofertas, además de cómo se pueden llegar a ellos; por último, “abrir la mente” en cuanto a segregación por razones de género masculino y femenino en el ámbito laboral.
    Por otro lado, uno de los aspectos negativos del sistema educativo español tradicional es la transmisión de contenidos académicos por parte del docente hacia el grupo de discentes. Actualmente, se valora otro tipo de metodología educativa en el que el docente guía a los diferentes discentes hacia la construcción de conocimientos autónomamente, en la mayor medida posible. Además, el profesor/a tiene que ingeniar propuestas para que el alumnado aprehenda competencias para la vida y, ¿qué mejor manera que partiendo de los intereses y motivaciones para que el aprendizaje sea significativo? Ante esta situación, el profesorado debe cumplir con esta última metodología, sin embargo, aún existen escuelas en las que esta educación no es un hecho factible. Creo que se pueden reducir problemas de rendimiento académico, fracaso o abandono escolar con adolescentes motivados desde la escuela porque quieren lograr un proyecto de vida. En definitiva, resulta fundamental que el profesorado trabaje este tema en las diferentes materias o en el Plan de Acción Tutorial desde la cooperación de la Comunidad Educativa, la cual es una característica que lamentablemente no predomina en nuestra cultura escolar.

  47. Pablo Paz

    Cuando hacemos referencia a la adolescencia, hacemos mención a una etapa compleja en la vida del estudiante, en la que se producen cambios físicos y en cuanto a la personalidad. Por ello, el alumno a lo largo de su etapa educativa, se va planteando cuestiones con frecuencia que pueden afectar tanto a su vida diaria como futura y está en una continua toma de decisiones. Para ayudarse, el escolar normalmente suele recurrir para su propia orientación, a la familia o personas más cercanas a ellos/ellas pero también deben ser los centros educativos un medio no sólo de aprendizaje de conocimientos , sino además, una herramienta para conocer de manera más profunda e individualizada a cada escolar y atender las necesidades que les puedan surgir. Atendiendo a esto que acabo de comentar, también vería bastante viable y positivo para los discentes que las familias y los docentes trabajen unidos por el bien común de sus hijos.
    Además tenemos que tener en cuenta (por parte del sistema educativo), la importancia que aquí puede tener la Acción tutorial, ya que gracias a a ella podemos mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje de los alumnos y la posible toma de decisiones a través de la orientación.

  48. Santi

    La adolescencia es una de las etapas más complicadas de todo ser humano, ya no solo físicamente, como todos sabemos de sobra, sino a la hora de la toma de decisiones. Son muchas las cuestiones que se hacen los adolescentes en dicha etapa, como la necesidad de tener a alguien que los asesore, así como puede ser un amigo, familiares, los centros educativos…Es fundamental que la escuela y la familia estén presenten en los comienzos de la vida de toda persona. Además, la cuestión que deberíamos plantearnos como profesionales de la educación es: ¿será suficiente el asesoramiento que les proporcionan los centros educativos a los adolescentes?, ¿realmente nos orientan lo suficiente como para que podamos tener bien claro lo que queremos hacer en nuestro futuro? El alumnado no precisa de la orientación suficiente para poder determinar con claridad la profesión que les gustaría ejercer. Además, es una realidad que la orientación en muchos de los centros educativos es inexistente, dado que desbordamos a los profesores con contenido que deben impartir y tienen que usar la función de la tutoría para seguir repasando el contenido que no se pudo explicar en clase.
    Estas investigaciones me han parecido bastante correctas y me han hecho reflexionar bastante lo importante que es la acción tutorial en las aulas. Bajo mi punto de vista, necesitamos darle la importancia que se merece a la correcta labor orientativa del alumnado, para que así cada uno de ellos sepa mejor lo que le gustaría ser en un futuro. Además, esta labor tiene que realizarse conjuntamente con la familia, pieza fundamental en sus vidas.

  49. Leticia González

    La adolescencia es la etapa más difícil por la que pasa el ser humano, ya que es una etapa donde transcurren muchos cambios; en nuestra imagen, la manera de pensar, de actuar… Ya que, llega una etapa donde hay que tomar decisiones cruciales que determinarán su futuro. Por ello, en esta etapa los/as adolescentes necesitan el apoyo y la ayuda incondicional de la familia y la escuela, por ello es tan importante que ambas estén conectadas entre sí. Ya que, de ellas dependerán que sus hijos/as y alumnos/as puedan tomar un camino u otro en sus vidas, por ello deben de ayudarlos, guiarlos e informarlos en esta etapa tan complicada y decisiva.
    Por todas estas razones, el alumnado en esta etapa tiene muchas dudas acerca de su futuro profesional como qué seguir estudiando, si realizar un ciclo formativo, bachillerato o insertarse en el mundo laboral y decidir seguir formándose con los estudios universitarios. Tienen muchas dudas y preguntas sin respuestas y esto se debe a que nuestro sistema educativo no les ha informado ni orientado adecuadamente para que ellos resuelvan todas sus dudas y puedan tomar la mejor decisión para su futuro profesional.

    Los diferentes artículos de la autora Lidia Santana Vega exponen la importancia de buscar soluciones para dar respuesta a todas esas cuestiones y dudas que surgen en la etapa de la adolescencia a la hora de decidir sobre su futuro profesional.

    Por ello, el artículo de POES me parece una muy buena propuesta para que el profesorado, orientadores del centro y el alumnado trabajen juntos para conseguir que el alumnado de Secundaria Obligatoria, al acabar esta etapa educativa tenga claro qué camino seguir, ya sea seguir su formación educativa o la inserción al mercado laboral.

  50. Noé

    Dada la importancia que tiene la etapa de la adolescencia, lo sensible que esta es en la construcción del yo futuro, y lo transcendente en cuanto a la toma de decisiones que, en gran parte, determinarán nuestro camino de vida, toda investigación destinada a la orientación de los jóvenes en este periodo es poca.
    Dicho lo cual, cabe considerar también los “¿de dónde venimos?” y “¿a dónde vamos?”, ya que la adolescencia no es otra cosa que un periodo de transición y, con lo cual, un periodo de miedos e incertidumbres fundamentados en el cambio, que por naturaleza tanto desconcierta al ser humano, pero que todos tenemos que vivir y superar en un momento dado.
    Por ello y desde mi punto de vista, si en la etapa previa se naturaliza la enseñanza adaptándola a los nuevos tiempos sin perder de vista nunca nuestra condición natural de ser humano, condición que trae consigo irremediablemente la supervivencia y con ella la adaptación al medio, y los valores y principios que esa condición imprime inexorablemente sobre nuestra existencia, probablemente la ruptura con el ser natural y libre de condicionantes que somos en la niñez sería menos dolorosa y traumática, generando menos incertidumbre y miedos llegada la etapa de tránsito.
    Por otro lado, si educamos como es debido y sin un fin utilitarista y mercantilista de la educación, probablemente la sociedad sería más justa, democrática e igualitaria, en cuanto a igualdad de oportunidades se refiere, de modo que también daría menos miedo incorporarse a ella porque habremos eliminado la posibilidad de que nadie se quede fuera por falta de posibles y el tránsito en términos prácticos sería menos temido por los púberes todavía sin definir.
    Aunque, como dije, toda investigación es poca, considero que el foco de conflicto se concentra en la niñez y no en la adolescencia. Estos conflictos, si de lo que hablamos es de inserción y de facilitar el tránsito a este nuevo mundo de lo laboral, creo que tienen una explicación sociológica que radica en las desigualdades que genera la sociedad en la que vivimos y en cómo esta nos condiciona desde el momento en que nacemos. En una sociedad que se sirve del deseo permanente de tener lo que no nos hace falta pero se nos impone, que se nutre de la frustración y vive de la necesidad, es muy difícil convencer a quien viene con la inocencia por bandera de que no tenga miedo a ser lo que no es y hacer lo que no quiere para vivir en un mundo errático per sé.
    Finalmente, y centrándome en las investigaciones llevadas a cabo, quiero terminar diciendo que llegados a esta etapa tan compleja como es la adolescencia, sería más conveniente estudiar los factores biológicos y orgánicos que se dan lugar de manera natural en cada persona, ya que los factores sociológicos que hayan determinado la vida de cada persona y lo hayan configurado como individuo hasta llegar de una manera u otra a ese momento, ya habrán hecho su efecto. Siempre es mejor “prevenir que curar”, pero dadas las circunstancias no están de más este tipo de investigaciones siempre que nos sirvan para mejorar la vida de las personas y por tanto el futuro de nuestra sociedad.

  51. DESIREE GONZÁLEZ GONZÁLEZ

    En primer lugar, el papel de los educadores ha de ir mucho más allá de trasmitir conocimientos, no dejando a un lado todo lo que le rodea, ya que cada vez más este tipo de alumnado se ve afectado por diversos factores que influyen no sólo en su rendimiento educativo sino también en la toma de decisiones. Gracias a la multitud de investigaciones que se han ido realizando, se van demostrando los inconvenientes o problemas que tienen los adolescentes en sus estudios, ya sea en el hogar, con sus amigos/as, en el trabajo, etc.

    Por otro lado, me gustaría destacar el papel al que se enfrenta el alumnado cuando entra en el sistema educativo, puesto que desde la etapa de Educación Secundaria tiene que afrontar la toma de decisiones, así pues, como bien expone el artículo de Lidia Santana “Percepción de apoyo de padres y profesores, autoconcepto y toma de decisiones en bachillerato”, no todos los estudiantes son capaces de tomar este tipo de decisiones por sí mismos, ya sea por la falta de madurez, la escasa información, etc. Todo ello y gracias a la investigación realizada por el Grupo de Investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral (GIOES), se llegó a la conclusión de que tanto la opinión del profesorado como la de las familias son importantes e influyen en las decisiones del alumnado.

    Otra cuestión que siempre ha estado encima de la mesa de cualquier investigador educativo o profesional de la educación, ha sido la influencia del género en cuanto a la toma de decisiones académicas-profesionales. En la investigación “Toma de decisiones y género en el Bachillerato”, vemos como en el año 2010 tan solo cinco años atrás, siguen existiendo estereotipos por los/as adolescentes en cuanto a la selección de ciertas carreras o tipos de formación. Además, los/as adolescentes siguen influenciados por lo que las familias quieren que éstos/as estudien (preferentemente estudios universitarios). No obstante, los estudiantes tienen la duda entre seleccionar ciclos formativos o estudios universitarios. Según mi experiencia, desde que terminé Bachillerato y hasta la actualidad, la realidad es que dichas dudas siguen estando presentes, pero mi pregunta es: ¿Qué pasa con los Departamentos de Orientación que no han dado respuesta a dicha necesidad de los/as adolescentes estudiantes?

  52. Katia González

    La lectura de este post, así como de las correspondientes investigaciones que Lidia Santana ha realizado durante los últimos años y que he tenido la oportunidad de descubrir ahora, me ha permitido confirmar algunas ideas que me había planteado hace tiempo y conocer algunas realidades que ignoraba hasta el momento.

    A pesar de que mi formación universitaria en educación hasta el momento se ha centrado en otras etapas educativas, como profesional de este campo, me siento altamente implicada con el proceso educativo en su totalidad, cualquiera que sea la edad del alumnado. Además de esta motivación, el tema de la orientación sociolaboral es uno de los aspectos con los que siento que el sistema educativo tiene una “deuda” conmigo, ya que la labor realizada en este sentido fue totalmente inexistente en mi adolescencia. Desde ese entonces han transcurrido una serie de años, por lo que, sinceramente, tenía la esperanza de que esta situación hubiera mejorado considerablemente en la actualidad.

    Gracias a la labor de Lidia Santana y su equipo de investigación he podido conocer la realidad existente hoy en día sobre este tema que suscita enormemente mi interés. Además, tengo el privilegio de que los trabajos de investigación se han realizado en centros de Educación Secundaria Obligatoria de mi propio entorno.

    Uno de los aspectos de las citadas investigaciones que más me ha llamado la atención es que para los profesores suponga un obstáculo tan grande el trabajo colaborativo. En mi opinión, este no es una opción, incluso tampoco lo calificaría como una obligación, sino como una absoluta necesidad. No se puede asumir individualmente la compleja labor de educar y orientar a adolescentes para que estos alcancen un desarrollo pleno. Es un trabajo de grupo que, si se realiza de forma adecuada, únicamente conlleva beneficios para todos.

    Otro aspecto destacable, a mi juicio, es el que revela la investigación “Dificultades en el proceso de toma de decisiones académico-profesionales: el reto de repensar la orientación en Bachillerato” al concluir que, a la hora de tomar una decisión sobre la continuidad de sus estudios, únicamente un 1% de los estudiantes del primer y segundo curso de Bachillerato afirman haber sido asesorados por el orientador o el tutor. Este dato me parece alarmante y me retrotrae a mis años de instituto, en los que para mis compañeros y para mí, el orientador era una “figura inexistente” y las horas de tutoría eran para estudiar otras asignaturas.

    Asimismo, me gustaría señalar una situación que me resultó llamativa y que confirma algo que sospechaba: la actitud del profesorado hacia el alumnado determina en buena medida el autoconcepto académico del mismo, lo que influirá en su rendimiento y en la toma de decisiones. Es por esto mismo, por lo que considero prioritario que el profesorado se esfuerce para fomentar que los adolescentes desarrollen un buen autoconcepto, percibiendo de forma ajustada sus características y capacidades.

    En otro orden de cosas, me sorprende que el sexo siga siendo un factor de gran peso en el proceso de toma decisiones de los alumnos y alumnas, así como el hecho de que, por un lado, las chicas se sientan más seguras en lo relativo a la preparación para cursar sus estudios universitarios, pero por otro, sigan creyendo que sus capacidades intelectuales están más limitadas en lo que a razonamiento se refiere. Pensaba que estos mitos se habían superado de forma significativa por parte de las nuevas generaciones de adolescentes. No obstante, parece ser que desgraciadamente no ha sido así y la sociedad sigue coartando a las chicas para que dejen el ámbito científico a los chicos.

    Con motivo de aportar un poco de luz sobre las cuestiones planteadas, tal y como demuestra la investigación “La construcción de la acción tutorial desde las coordenadas de la investigación colaborativa”, me gustaría concluir mi comentario en este post con el dato de que más de un 80% del alumnado que participó en dicha investigación valoró positivamente el desarrollo de las actividades de tutoría que el grupo de investigación de Lidia Santana diseñó. Esto demuestra que los alumnos y alumnas quieren y necesitan que se les ayude. Por otro lado, estoy convencida de que los tutores y resto de docentes también desean educar a los discentes para la vida, y hacerlo de la mejor manera posible.

    De esta manera, el reto está en darle a este tema la importancia que merece y que todos los agentes implicados se comprometan firmemente a desarrollarlo. Soy consciente de que no existen soluciones mágicas y de que no es una tarea sencilla, tal y como ha podido corroborar de primera mano el grupo GIOES. No obstante, interpreto las dificultades como un reto y como una prueba fehaciente de que se necesita seguir trabajando urgentemente en esa línea. En este sentido, iniciativas de calidad como el Programa de Orientación Educativa y Sociolaboral (POES) demuestran que con voluntad y esfuerzo se pueden lograr excelentes resultados en la orientación personal, académica y laboral del alumnado. Efectivamente, sí es necesario reinventar la educación de los adolescentes.

  53. Angelica López

    Desde siempre el debate de la educación es un debate abierto que requiere nuevos cambios y enfoques, pero cuando hablamos de la educación en adolescentes el debate es aun más complejo, hablamos de alumnos y alumnas con edades comprendías entre los 12 y 18 años, que están en una etapa de su vida con continuos cambios y que además estudian una formación obligatoria y no obligatoria y debemos encontrar respuestas que se ajusten a estas necesidades. La educación de los jóvenes adolescente ha cambiado es por ello que tiene que ser un proceso cambiante y abierto a nuevas posibilidades. Principalmente necesitamos una educación en la que las familias se impliquen dentro del sistema educativo, estas son el principal apoyo de los adolescentes. Familias participativas, que se impliquen junto con el profesorado y el orientador, pues entre todos se pueden construir nuevos enfoques que favorezcan respuestas a estos nuevos problemas educativos. El principal problema que existe hoy en día en la educación de los adolecentes es el fracaso escolar, algo falla en nuestro sistema educativo y es que los jóvenes no ven el mundo laboral como algo cercano y real. Por eso creo que la orientación educativa desde edades tempranas solucionaría la gran parte de estos problemas. El rendimiento escolar y el abandono se verían reducidos, pues desde edades tempranas los alumnos aprenderían a conocerse más, saber qué tipo de habilidades tienen, cuáles son sus capacidades y sus limitaciones, confiar en sí mismo y sabrían a ser competentes en aquello que quieren ser. Pues es cierto que muchos alumnos ven la universidad como algo imposible de acceder, y con este tipo de educación todas estas capacidades pueden ser adquiridas evitando este tipo de problemas. Como se nombra en los diferentes artículos que se exponen, El plan de acción tutorial es un buen recurso para dar respuesta a este tipo de cuestiones, que ayude a los alumnos en la toma de decisiones y por tanto evitar que estas, sean tomadas de forma improvisada y sin un conocimiento más preciso sobre su futuro cercano. En las investigaciones se puede apreciar como este tipo de tutorías permite un trato más personalizado con el tutor-alumno, que les acerque más al mercado laboral y por tanto posibilite una buena integración. Las tutorías no solo ayudan al alumnado a elegir un trabajo, si no que ayuda a los adolescentes a que no vean el mundo laboral meramente como una salida económica, si no como algo que nos guste desarrollar y disfrutemos con ello. Pes desde siempre la escuela tiene que educar para la vida.

  54. Virginia Rodríguez Elías

    Hoy en día, existen diversas inquietudes entre los alumnos y alumnas en los centros educativos, siendo cada vez más frecuente la preocupación de su futuro académico-profesional. Dichas inquietudes deben de obtener respuesta desde los ámbitos más cercanos de los adolescentes, como son la familia y la escuela. Estos deben aportar a cada individuo la educación y conocimientos apropiados para formar a jóvenes entusiastas, cualificados, competentes, autónomos, constantes y triunfadores para con ellos mismos. Por ello, es necesario una educación que cubra diversos aspectos de la formación óptima de los alumnos.

    Bien es sabido, que el núcleo familiar es el primer ámbito de educación de un individuo, y por el que su desarrollo a la etapa adulta viene definido, en parte, por las relaciones familiares. Es necesario, que la educación haga partícipe a la familia en la construcción del conocimiento de los jóvenes y que, además, sean parte de sus motivaciones y retos hacia el mundo de las profesiones, así como de parte de las diferentes decisiones que los adolescentes opten en su formación. Un buen apoyo, buenas pautas, normas, limitaciones, motivaciones etc… una acción por parte de la familia junto con el centro escolar para con el adolescente, harán de este una persona ambiciosa con necesidad de formarse cada día más y mejor.

    Los cambios que se producen en la etapa de la adolescencia son significativos, es por dicho motivo, que la educación debe estar formada y cualificada para dichos cambios. En este ciclo de la vida de los alumnos, es importante ofrecer una educación clara en cuanto al amplio abanico de posibilidades que tienen los jóvenes para formarse y que no lleve a error, en futuras decisiones académicas o profesionales, ya que existe un desconocimiento generalizado del mundo socio-laboral.
    Una buena orientación profesional, llevada a cabo por los diferentes profesionales de los centros educativos, sería una solución óptima para evitar problemas tales como el abandono o el fracaso escolar, y así formar personas competentes en los diferentes ámbitos del mundo laboral. Se debe orientar hacia salidas profesionales eliminando cualquier tipo de etiqueta o estereotipo, ya sea de género (puestos laborales considerados para mujeres únicamente o sólo para hombres), rama formativa seleccionada (rama de ciencias, letras, tecnológico y de arte) o carácter económico (una profesión genera más ingreso que la otra), para una toma de decisiones, por parte del alumnado, libre de ataduras y acorde a las motivaciones personales de cada joven y de forma vocacional.

    Además, de la orientación profesional, los centros deberían de invertir en la utilización de las TICS, no sólo para la realización de trabajos básicos y utilización de programas, sino para la formación de sus educandos sobre su futuro más cercano e influir de manera positiva en la toma de decisiones. Estas herramientas deben ser utilizadas como un bien útil, en el que los recursos ofrecidos ayuden a los jóvenes a encontrar respuestas sobre sus preocupaciones laborales y educativas. En conclusión, se debe de aportar a los alumnos respuestas reales a sus inquietudes reales, con herramientas reales.

  55. Jennifer Caballero

    La adolescencia es una etapa complicada por la que irremediablemente todos/as tenemos que pasar. Los/las adolescentes pasan por un brutal periodo de cambio físico y psíquico que marca el paso de la infancia a la edad adulta. El camino que los/las adolescentes decidan seguir en esta época puede marcar de manera férrea su futura vida adulta. Decisiones como si seguir estudiando o qué tipo de estudios cursar, dejarse llevar por comportamientos antisociales o inadecuados sin pensar en los resultados que pueden acarrear e infinidad de cosas más, son posturas que tendrán consecuencias en el futuro, pese a que el /la adolescente no tenga la madurez suficiente para tomar con responsabilidad semejantes resoluciones en esos momentos. De todo esto se desprende la vital importancia del apoyo de familia y escuela a los/las adolescentes, sobre todo a la hora de poder contar con alguien que les aconseje y asesore, alguien que haya pasado por su experiencia y que comprenda cómo se siente y lo abrumador que puede resultar “crecer” de golpe. Esa ayuda debe ser compartida, como señala el artículo, familiar e institucionalmente a través de la escuela, sabiendo donde empieza la labor de uno y otro y compaginándose en todo momento. Es también importante que los profesionales de la educación se vuelquen con estos/as jóvenes y sean los que asesoren a las familiar sobre cómo actuar con ellos/as y en qué medida. Por supuesto queda claro que ambos, familia y escuela, deben aportar el mismo esfuerzo en esta empresa, sin sobrecargar a ninguna de la partes, ni por dar por hecho que la educación del/la adolescente es trabajo del otro.

  56. Carolina

    El período de la adolescencia es una etapa complicada, y a la vez delicada. Se producen físicamente muchos cambios en nuestro cuerpo, pero también, y más importante, en nuestra manera de pensar. Es la etapa donde comienza a tomar forma nuestra personalidad y nos preguntamos hacia dónde nos dirigimos. Por esta razón, el apoyo de la familia y la escuela (los profesores principalmente), se hace relevante en la educación de los adolescentes. Los alumnos/as necesitan que la comunidad educativa los oriente hacia una buena opción de futuro, por supuesto, siempre teniendo en cuenta su autonomía y sus intereses personales.

  57. Lucía Hernández López

    La adolescencia, quizás una de las etapas más difíciles del ser humano, por lo que supone el tránsito de la infancia a la vida adulta. Las personas pasamos de ser seres inmaduros sobre los cuales las tomas de decisiones están restringidas a pequeños aspectos de nuestro día a día, a de pronto, en un momento determinado, encontrarnos con la realidad de improviso y darnos cuenta que tenemos que tomar decisiones que van a marcar nuestra vida, sin siquiera saber cómo deben afrontarse esas decisiones, y en la mayorías de las circunstancias sin que los jóvenes se conozcan así mismo, y menos aún a la realidad que les rodea.

    En este sentido, cuatro son las opciones con las que los jóvenes se encuentran:

    1.Carecer de asesoramiento y afrontar las decisiones según las propias convicciones de las personas.
    2.Buscar asesoramiento en sus amigos (la mayoría de ellos igual de confusos frente a sus propias decisiones).
    3.Buscar asesoramiento en la familia.
    4.Buscar asesoramiento en las escuelas.

    Familia y escuela los dos grandes referentes de los primeros años de la vida de una persona. Dos referentes que deberían combinar el conocimiento individualizado que se tiene de la propia persona y de sus intereses, con la experiencia de lo vivido, y con la información de una realidad que se convierte en difusa cuando la vivimos en primera persona.

    Pero, ¿hasta qué punto ambas instituciones pueden asesorar de manera eficaz esa infinidad de dudas que surgen durante la adolescencia?

    Una vez superada la adolescencia, he debatido en más de una ocasión sobre esta pregunta con algunos compañeros y amigos. Y aunque son pocos los que varían con respecto a estas perspectivas, la mayoría considera que poco se hacía en la escuela para prepararnos o guiarnos en esa toma de decisiones que iban a marcar nuestro futuro. Y en cuanto a las familias, quizás porque los padres siempre buscan que los hijos lleguen más lejos que ellos, la mayoría de estas recomiendan encarecidamente estudiar las opciones que llevan a las carreras de mayor prestigio social, aun cuando estas poco o nada tienen que ver con los gustos o cualidades de las personas.

    Por tanto, no resulta extraño ver los resultados que se desprenden del artículo “Dificultades en el proceso de toma de decisiones académico-profesionales: el reto de repensar la orientación en Bachillerato” y es que en gran medida la educación cuando se llega a la etapa de Bachillerato está orientada a una meta que no todos cursarán, y para la que parece no haber otras alternativas; que es el paso por los estudios universitarios.

    Si bien es cierto que, como se desborda de esta publicación por medio de los diferentes artículos adjuntos, los alumnos, en su gran mayoría, carecen de información sobre las diferentes formas de orientar las decisiones sobre su futuro profesional que han de tomar, es digno de análisis el papel de los centros educativos dentro de su función orientadora del alumnado en la toma de decisiones.

    Por medio de estas investigaciones parece quedar en evidencia que la carga excesiva de trabajo por parte de los profesores, ha hecho que la hora de tutorías carezca de un objetivo claro para docentes y alumnos, que en muchos casos aciertan a verla como una hora en la que o bien se hacen los deberes, o no se abordan los temas de interés que a ellos les gustaría tratar.

    Ya sea por la carga de trabajo que le supone el profesorado coordinarse con el orientador o con otros docentes o desarrollar actividades para el plan de acción tutorial, por la falta de formación del profesorado a la hora de realizar abordar la hora de tutoría, lo cierto es que a la vista de las opiniones previas recabadas por el alumnado y por el profesorado, podría quedar seriamente en entredicho el papel que juega la acción tutorial en los centros.

    Claro está, una vez se analizan los resultados arrojados en estos programas de investigación, en donde, no solo se analiza la opinión docente que ha visto en este proceso una manera de adquirir herramientas que favorezcan un mejor proceso de coordinación y trabajo con otros docentes, y conocimientos que le permitan ahora sí abordar de manera adecuada los PAT, sino también, las opiniones arrojadas por el alumnado que críticos y analíticos ven en su gran mayoría la utilidad de la tutoría no solo como una materia que le permita adquirir conocimientos, sino también herramientas para su día a día, se justifica ahora sí la función de las tutorías en el centro, con el objetivo de ser una materia que les forme en el ámbito personal y para el desarrollo social y profesional no como alumnos, sino como personal.

    En especial, me ha gustado la manera que desde la investigación se le ha dado a la tutoría desde el POES, y es que, la flexibilidad que se le ha dado a los tutores para abordar las unidades didácticas desde la propia percepción que tenían ellos del aula y el conocimiento del alumnado, y no como un material rígido e inflexible que había que seguir al pie de la letra, me ha parecido sumamente interesante. Pues, a fin de cuentas, dentro del aula “los tutores deberían ser los que mejor conocieran a sus alumnos” y aprender a ver sus necesidades y sus intereses, creo que es algo fundamental que a mi parecer dota de mayor sentido y valor a la acción tutorial, pero también al programa, pues su flexibilidad es la que ha permitido desarrollarlo en diferentes aulas y por tanto alumnos.

    Bajo mi parecer, este tipo de programas e investigaciones favorecen mucho el cambio de percepción que se tiene desde la sociedad del papel de la acción tutorial en los centros educativos. Si profesores, alumnos, equipos directivos, e incluso desde las propias leyes educativas se reflejara de una manera más clara el papel de la acción tutorial en las diferentes etapas educativas, probablemente, muchos de los problemas que nos encontramos en la actualidad de fracaso escolar, alumnos con un bajo autoconcepto de sí mismo, desorientación en la toma de decisiones, etc. se reducirían de manera significativa.

    Por tanto, creo que es mucho el recorrido que queda para que, como he mencionado anteriormente, la acción tutorial no quede en entredicho. Para que no sean solo unos pocos alumnos beneficiarios de buenos planes de acción tutorial, los que puedan ser orientados en la primera etapa de su vida. Pero, sobre todo, creo que también queda un largo recorrido con las familias que no hay que olvidar que son guías fundamentales dentro de este proceso. Pues, aunque sin un título universitario que les acredite como profesionales para desempeñar la labor de la orientación, son los primeros orientadores en la vida de la personas.

  58. REHISKA STEFHANIA MEDINA PINTO

    La adolescencia es esa etapa tan compleja por la que todos tenemos que pasar, y la que marca bastante en la personalidad y el rol de una persona en la sociedad. Es una etapa de continuas dudas y muchos cambios y modificaciones, por ello, la relevancia de una buena educación, de un apoyo mutuo entre los centros escolares y las familias, la unión de ambos es la clave para el avance y mejora del alumnado. Hay que insistir en seguir mejorando la educación, pues hay numerosas cosas que cambiar, entre ellas la poca importancia que se le da a la Acción Tutorial, siendo un factor clave para aprovechar, un momento donde los/as docentes tienen la oportunidad de unirse y llegar más a su alumnado, para ayudarles a seguir educando en sus decisiones, en sus intrigas, dudas, cuestiones, etc. ya que el papel de la orientación educativa es algo común, de toda la comunidad educativa, no debe dejarse a manos solo de él/la orientador/a del centro, todos deben colaborar, y entre las funciones del/la tutor/a debe destacar la de orientar y asesorar a su alumnado en los procesos educativos y sociolaborales, dado que están trabajando con un colectivo de alumnos/as que están en una etapa de vulnerabilidad y de desorientación en muchos aspectos, necesitan apoyo y ayuda en muchas cuestiones donde quizás la familia por cuestiones de cultura, falta de educación, entre otras, no puedan acceder a resolver esa necesidad a sus hijos/as, por la tanto es ahí donde el/la tutor/a sí puede, y debe ayudar.

  59. Sara Sosa Hernández

    La adolescencia es un periodo evolutivo donde la persona transitará por infinidad de cambios hacia su vida adulta, en su propia imagen y en la forma de interactuar con los demás, suponiendo también adquirir nuevas formas de pensamiento y comenzando así a establecerse nuevos tipos de relaciones afectivas y formas intelectuales acompañadas de una mayor autonomía.

    Piaget fue el que señaló que no solo se produce un incremento de la capacidad cognitiva del adolescente sino que también se da un cambio en el desarrollo cognitivo que supondrá, un salto cualitativo en la naturaleza de la capacidad mental y es por ello, que tanto los docentes como las familias deben estar formados y trabajar para llevar a cabo la mejor educación, formación, orientación y apoyo posible para permitir que los adolescentes comiencen esa etapa de transición con grandes guías a su lado, enseñándoles a tener un autoconcepto real, mostrándoles las vías que pueden elegir y abriéndoles caminos para la vida.

    Los artículos e investigaciones llevadas a cabo y que se aprecian en este blog de la autora Lidia Santana Vega, son de alto rigor, destacando la lucha incansable por conseguir dar respuesta a una de las etapas más delicadas y transcendentes, la de los adolescentes. En cada uno de los artículos que en se aprecian, encontramos multitud de detalles, de ideas, de respuestas, de conocimientos que permiten un enriquecimiento jugoso en el tema que se está abordando.

    Es importante destacar que como se nombra en los distintos artículos que la autora nos expone, debemos mejorar el proceso en el que el alumnado debe tomar las decisiones al finalizar sus estudios y la importancia imperante de que los docentes luchen por conseguir tener una formación que permita educar y atender a los discentes para que tomen decisiones a través de la reflexión, del conocimiento que se les aporte para decidir sobre su futuro y es por esto que para ello, a través de la Acción Tutorial se deben desarrollar nuevas estrategias para evitar esa falta de reflexión y esa toma de decisiones inadecuadas que como se comenta en el primer artículo, se daban circunstancias coadyuvantes relacionadas con tutorías, tutores y alumnado.

    La idea que destaca en la mayoría de las investigaciones es que los alumnos y las alumnas de la ESO, a través del buen trabajo, del cambio de metodología, de estrategias y de interés por parte de los docentes, comenzaban a exponer que las tutorías les permitieron aclarar sus dudas gracias a la orientación, analizando así sus características personales y destacando que se tuviera en cuenta sus opiniones, permitiendo que los discentes tuvieran unas tutorías de gran carácter informativo y abriendo así la vía de la reflexión de sus metas profesionales, de su futuro. Es por ello, que cuando las tutorías no se tornaban así antes de comenzar las investigaciones y de actuar en consecuencia, en los centros que se establecieron, los educandos reflejaban un sentimiento de incertidumbre donde la orientación e información que se daba al alumnado no era significativa ni relevante y donde cómo podemos apreciar en el segundo artículo, “Dificultades en el proceso de toma de decisiones académico-profesionales: el reto de repensar la orientación en Bachillerato”, más de la mitad de los discentes exponen no haber sido ayudados por nadie para tomar una decisión, destacando sobre todo el detalle que refleja que tan sólo el 1% de los alumnos y las alumnas han sido orientados y aconsejados por el orientador o tutor.

    Por todo lo expuesto anteriormente, la tutoría deberá analizar las relaciones entre las características del alumnado, permitiendo que los dicentes aclaren sus dudas, teniéndose en cuenta como dije anteriormente y como se detalla en los artículos, la opinión de los educandos y estableciéndose una tutoría centrada más en la realidad académica y laboral; destacando un medio nombrado en el artículo “El programa de Orientación Educativa y Sociolaboral: un instrumento para facilitar la toma de decisiones en Educación Secundaria”, medio que permite facilitar el paso entre etapas educativas y que se denomina POES, siendo una herramienta didáctica que pretende apoyar a los docentes, atendiendo al gran trabajo de dar sentido a la orientación y formación de los discentes, y observándose como en las investigaciones y conclusiones del último artículo que nombré, se detalla que gracias a la puesta en marcha del Programa de Orientación Educativa y Sociolaboral, se produjo una mejora y una modificación de la percepción que los educandos tenían sobre la tutoría, permitiendo abrir espacios de reflexión, de análisis y de crítica.

    La lucha, el cambio, la innovación, las nuevas ideas, la formación, las nuevas vías deberán ser los senderos por los que el docente y las familias deberán trabajar y luchar, para que el futuro de los adolescentes no se perciba tan turbio y con tantos problemas que con el tiempo producen consecuencias debido a las escasas orientaciones, reflexiones y conocimientos sobre su futuro académico y laboral.

  60. Rubén Pérez Guanche

    Es indudable la necesidad de dar un giro a la educación adolescente, etapa de la vida en la que se sufren grandes cambios y apenas cada uno puede llegar a entender que le pasa, quién es, quien quiere ser o cómo hacerlo, entre otras muchas preguntas. Es en este sentido en el cual veo la gran utilidad de las investigaciones llevadas a cabo por el GIOES.
    Partiendo de un primer artículo, vemos las mejoras sustanciales en la toma de decisiones del alumnado de un centro de secundaria, todo ello gracias al trabajo colaborativo entre los diferentes agentes de la educación. Para ello, se ve la imperiosa necesidad de preparar al profesorado que como hemos visto, han asumido grandes retos, mejorando su propia autonomía a la hora de realizar las sesiones.
    Podríamos ir incluso más allá y darnos cuenta que las prácticas docentes actuales no dan respuesta directa al futuro académico-profesional del alumnado, tan siquiera en la etapa de bachillerato, que concluye con un gran porcentaje de jóvenes llenos de dudas, dudando incluso de su propia capacidad. Mayormente impulsados por el consejo paterno, sin saber cuáles son sus inquietudes básicas.
    Estos como tantos otros aspectos influyen en la educación de los jóvenes, que cursan áreas llenas de contenidos que den respuesta institucionalizada a los estándares europeos de calidad. ¿Pero quién se preocupa de guiar a este colectivo? ¿Quién lo hace siguiendo parámetros positivos y realmente útiles?
    No todas las propuestas de las investigaciones que aquí podemos encontrar son una “panacea” para solucionar un problema que existe desde hace mucho tiempo, pero sin duda, es un comienzo y una gran manera de dar respuesta a una serie de interrogantes hasta ahora, con poca teoría y práctica para su mejora.
    Todo comienza con la detección de un problema y deben ser los profesionales de la educación los que den el primer paso, y se adentren en las posibles soluciones que se proponen desde las investigaciones. Docentes, orientadores, psicopedagogos, equipo directivo… son los agentes de cambio que necesita el sistema educativo para dar respuesta a una juventud alejada del concepto cultural, debido a la contracultura que nos rodea y que influye a estas edades, no hablo de otra cosa que de la TV y otros medios de comunicación.

  61. Omayra Veci Roblas

    Me parece muy interesantes las investigaciones que hace el Grupo de Investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral, ya que también considero que la familia y el profesorado tienen un papel fundamental en la formación de la nueva generación de adolescentes, porque son ellos los que están en contacto directo con los niños y niñas. Por lo que es necesario, que no sólo se forme al profesorado, sino también a la familia. Pero también, es importante que se forme a la sociedad en general, porque no sólo la familia y el profesorado son los influyentes en la educación de los jóvenes, también el contexto social que le rodea es un factor a tener en cuenta porque muchas veces debido a ese contexto, el niño/a toma unas decisones u otras.

  62. Adelina

    La adolescencia, siempre ha sido una etapa muy difícil para el alumnado, y con los cambios que esta sufriendo la sociedad en los últimos años, este problema se agrava mas. Considero que las investigaciones que se presentan en este post son muy interesantes, ademas me parece que serán de gran ayuda para poder educar de la mejor manera a estos alumnos cuando se encuentren en este periodo de su vida.

  63. Jairo

    La educación encierra diversas puertas que han de ir abriéndose a lo largo del laberinto que la educación nos presenta en nuestra actualidad, me explico. Desde muy temprana edad los niños/as acuden cada día a la escuela con la finalidad de aprender, de indagar e investigar en sus propias emociones, sentimientos, esa es la primera puerta que han de cruzar los alumnos/as. Luego llegan la etapa de la primaria y parte de la secundaria (1º Ciclo), aquí ya empiezan a adquirir conocimientos, ideas, comienzan a saber porque el cielo es azul y porque el agua puede ser salada o dulce, esta es otra de las puertas que han de cruzar, el aventurarse sin necesidad de preguntarse porque elegir una puerta en concreto, es el momento de inocencia por completo. A continuación, nos encontramos con el último ciclo de la secundaria, y la formación no obligatoria, es aquí donde los adolescentes encuentran no una ni dos puertas que abrir, se encuentran con una amplia gama (malas compañías, drogras, abandono escolar, etc.), no se encuentran aún preparados para tomar decisiones de futuro, no se encuentran asesorados ni comprendidos por las escuelas y las familias; ¿A qué se debe?, ahí está el “kit” de la cuestión. La educación no es una simple estación que pasa una temporada y cambia por otra, es totalmente lo opuesto debe ser el proceso integral, formativo y que perdure en el tiempo, es aquí donde la labor de las familias, el papel del profesorado y sobre todo la figura de los especialistas en educación, de los Orientadores, Psicopedagogos deben actuar y preguntarse que hacer, qué puertas son las que hay que blindar y que otras han de dejar totalmente accesibles para el alumnado, concretamente para esa adolescencia que se encuentra estrechamente vinculada a los medios de comunicación, a programas donde el sentido de los valores quedan enterrados por “el ridículo” y sobre todo por la ignorancia que muchos de esos programas transmiten en el día a día . Por ello, todos debemos de concienciarnos y tomar las medidas, apoyos oportunos para que las riendas de la educación no se encuentren sometidas por unos pocos.

  64. Sonia

    La etapa de la adolescencia es la etapa en la que el alumnado debe llevar a cabo un proceso de toma de decisiones, las cuales determinarán su proyecto de vida. Sin embargo, debido a que los adolescentes suelen ver su futuro difuso y no son capaces de clarificar sus ideas con respecto a su futuro tanto académico como profesional, la familia y el profesorado son los agentes educativos fundamentales que tienen como misión reconducir a los jóvenes en sus decisiones de vital importancia para su futuro, ya que en la etapa de la adolescencia se comienza a formar la personalidad, a preguntar dónde encajamos y, por tanto, es una etapa caracterizada por el desconcierto, la frustación y la angustia. Por esta razón, como se ha dicho anteriormente, es necesario que las familias y el profesorado apoyen y guíen a los jóvenes en la toma de decisiones, de manera que adquieran un grado de autonomía así como de seguridad en sus propias decisiones. Pero, cabe mencionar que muchas veces el profesorado no ejerce la función de educador-orientador, sino que se limitan a la transmisión de contenidos, a fomentar la inteligencia académica, dejando a un lado la capacidad de adaptación a la realidad para la resolución de problemas, por lo que la inteligencia práctica no tiene cabida en la educación.

    Pero, en realidad, pocas veces se ofrece a los jóvenes una respuesta educativa adecuada a través del servicio de orientación. Por un lado, el profesorado no se muestra cercano a las motivaciones e intereses individuales del alumnado y necesitan que el profesorado sea un guía o mediador que reconduzca las decisiones difusas de los jóvenes. Por otro lado, las familias confunden la libertad con la despreocupación de la actividad académicas de sus hijos. Es común que en la etapa de la adolescencia exista un proceso de desvinculación de la educación, y dejan en manos del profesorado la tarea de educar. ¿Pero de que manera se está educando? Creo que el sistema educativo descarta la educación en valores para los proyectos de vida de los escolares.

    Además, cabe mencionar que está en el punto de mira la formación del profesorado para ejercer la función orientadora, y tienen la incapacidad de integrar la orientación académica y sociolaboral a las áreas del currículo. Por ello, las tutorías se han caracterizado como un espacio de ficción, donde el alumnado realiza las tareas de cada materia, mientras que el profesorado se toma su hora de descanso, por lo que los escolares ven a las tutorías como inútiles, sin ningún propósito. Por tanto, todas estas razones conlleva a que, en realidad, en los centros educativos el profesorado, sin ningún sustento, intentan establecer un camino determinado al alumnado en función de su rendimiento académico mostrado en sus calificaciones, lo que conlleva a que los jóvenes se dejen influenciar considerablemente por la respuesta educativa que se les brinda, la cual puede ser inadecuada y poco ajustada a sus intereses, gustos y preferencias.

  65. Vanesa Hernández

    Este post me hace recordar la necesidad de transformar los centros educativos en comunidades de atención y apoyo al alumnado, esto podría suponer que el alumnado no sienta ni perciba lejano tanto al centro como a sus profesores, en muchas ocasiones las condiciones estructurales, entre otras, generan que se produzcan buenas relaciones de comunicación, o no. Por lo tanto, hay algunas cuestiones que habría que replantear dentro de la organización para lograr que el alumno se sienta apoyado y comprendido, y evitar que perciba al centro como un lugar en el que no encaja, pues esto puede suponer que abandone.
    La tutoría, ese espacio (en el que muchos de los alumnos no hemos tenido la oportunidad de aprovechar) puede ser idóneo para trabajar aquellos temas que aparecen en el post de forma coordinada con las asignaturas o áreas curriculares, claro que esto requiere de una buena coordinación entre docentes, y si pensamos en la etapa de secundaria, en la cantidad de docentes que imparten a un mismo grupo clase, parece muy complicado. Y así es, puede que una de las alternativas adecuadas fuese articular mecanismos para reducir el número de docentes; organizar el horario de otra forma, de manera que cada docente tenga un periodo más largo de tiempo en el aula con el alumnado, puede ser el elemento mediante el que podamos mejorar la respuesta y apoyo que requiere cada uno, y establecer relaciones de calidad, al tiempo que permitiría trabajar la asignatura desde una perspectiva más amplia, que conecte con la preocupación del alumnado por determinados temas, y con aquellos que se hace fundamental trabajar en la tutoría.

  66. Alba Falero

    En la actualidad y atendiendo al siglo en el que estamos considero que ya no es importante sino primordial el hecho de que se le preste mayor atención a la etapa adolescente, pues como bien sabemos la vida ha cambiado mucho y con ella la sociedad y por supuesto los ciudadanos, de ahí que los profesores, alumnos y hasta la propia familia haya tenido que adaptarse, por ello es que considero que si debemos de reinventar la educación, pero también considero que ese cambio o mejor dicho reinvención solo se podría llevar a cabo si todos nos concienciamos de ello.

  67. Tania Martel

    Reinventar la educación es algo primordial y necesario en nuestra sociedad, recordemos que nos encontramos en pleno siglo XXI, donde tanto el tipo de alumno como profesores, familia, y centros escolares han cambiado; creemos que es importante prestar mayor atención a la etapa de la adolescencia porque es aquí donde él o la adolescente comienzan a forjar su identidad.

  68. María de los Ángeles Rodríguez Rdríguez

    Tras la lectura de este post considero que tal y como expone Lidia Santana en él, debemos de repensar la educación para los adolescentes, ya que en actualidad nos encontramos con unos jóvenes completamente diferentes a los de hace 15 o 20 años y debemos de adaptar nuestra forma de trabajar con ellos.

    Considero que la adolescencia es una etapa muy complicada de sobrellevar para los jóvenes, pues es un momento de mucha angustia, desconcierto, inseguridades, tanto físicas, psicológicas, sociales, etc. y en muchas ocasiones no consiguen encajar en la sociedad.

    Por ello, la familia y el profesorado, tienen un papel que han de llevar a cabo conjuntamente, ya que solo con los esfuerzos de ambos podremos ayudar a nuestros jóvenes a superar este período tan duro de la vida y conseguir un pleno desarrollo para que pueda enfrentarse a su vida como adultos.

    Además, debemos de formar profesionales que dispongan de las competencias y habilidades necesarias para ayudarlos. Y debemos desarrollar estrategias para que la relación entre la escuela y las familias sea más estrecha.

    Para finalizar, creo que las investigaciones llevadas a cabo por el GIOES podrán servir de gran ayuda para reestructurar la educación de nuestros adolescente, ya que en ellas se dan las claves sobre las que tenemos que trabajar con los adolescentes para que tengan una transición a la vida adulta lo más favorable.

  69. Dorian

    Ciertamente la adolescencia es la etapa mas importante de la vida de una persona, pues en ésta, los “casi” adultos buscan su lugar en el mundo, un refugio, un apoyo, un respaldo que les de seguridad y sentimiento de pertenencia a un grupo, además buscan su finalidad, una función que desarrollar. A esto hay que sumarle que en esta etapa nuestros jóvenes tomas deciciones que repercutiran a lo lagro de su vida social y profesional.
    Por ello es de vital importancia sentar las bases de un sistema de orientación eficaz, que permita a nuestro sistema educativo ser un apoyo y servir de guía durante esta transformación vital de nuestros jóvenes con la intención de sacar el máximo rendimiento y beneficio tanto en el plano personal como académico.

  70. Raquel

    La educación debe no solo reinventarse en la E.S.O si no en primaria, el alumnado que viene de primaria debe ir conociéndose así mismo y de esa manera al llegar a la educación secundaria los programas de orientación que deben estar enfocados en la realización personal del alumnado conseguirían mayor resultado, es cierto que la orientación en este periodo educativo tendría que fomentar la competencia “conócete” que debería estar instaurada en el mismo currículum para llevar a cabo en todo el periodo de la educación secundaria para que los propios adolescentes tengan conocimiento de lo que quieren conseguir en su vida.

  71. Nazaret Rguez. Carballo

    En el presente educativo y social que nos encontramos hoy en día, vemos como las labores docentes de la secundaria se ha ido convirtiendo en una lucha entre mundos paralelos incongruentes, donde los alumnos y alumnas tiran hacia un lado y la educación tira para el opuesto, aún no siendo intencionado. Es una etapa muy difícil, donde los y las adolescentes se revelan contra el poder, sin ser conscientes de sus capacidades personales y de cómo los y las profesionales pueden ayudar a revivirlas y sacarlas a la luz.

  72. Borja De Paz

    Cuantas verdades en un post tan pequeño, la adolescencia es una etapa por la que hemos pasado todos y educar a los alumnos en esas etapas pienso que no es nada fácil y por lo tanto los alumnos muchas veces no toman las decisiones adecuadas y por ello se producen los diferentes cambios en la sociedad actual, la educación y la sociedad deben ir de la mano, los profesores junto con la familia deberían de ser una figura importante en el centro y centrarse en la realidad educativa de cada alumno, orientándoles, ayudarles con sus problemas y a llevarles por el camino adecuado, buscando en en ellos que sean personas maduras y serias con un buen futuro por delante.

  73. Iris

    La etapa adolescente es clave para el desarrollo del alumno y por ello el papel de las familias en conjunto de las escuelas debe ser crucial. Creo que es importante que los profesores estén bien formados para que respondan adecuadamente a las demandas del alumnado, es por ello, que me pareció muy interesante la investigación realizada sobre la construcción de la acción tutorial desde las coordenadas de la investigación colaborativa. Los jóvenes deben estar preparados e informados sobre su futuro tanto profesional como personal y el papel de las familias es clave para la decisión final de ellos. Me parecieron muy interesantes todas las investigaciones que se mencionan en el post sobre la toma de decisiones, por ello, al igual que se menciona muchas veces, considero muy importante los programas de orientación que consigan que los alumnos tengan un correcto auto concepto.

  74. Daniel Dueñas Pulido

    La adolescencia es una etapa compleja en la que los jóvenes se ven envueltos en muchas ocasiones solos y sin la ayuda o el apoyo necesario para afrontar esta etapa de la mejor manera posible. En esta etapa por ejemplo empezamos a establecer nuestras metas académicas y supone un proceso importante de cara al futuro, donde es crucial tener tanto el apoyo familiar como educativo para tomar las decisiones mas adecuadas y beneficiosas para nosotros. Por ello las familias han de tener las competencias necesarias para formar a los adolescentes desde el circulo mas cercano y el sistema educativo tener a su disposición las herramientas necesarias para continuar esta formación fuera del ámbito familiar, complementando y perfeccionando las capacidades de los adolescentes para facilitar así su futuro académico y social.

  75. Lorena Soria

    La adolescencia no es un periodo nada fácil, es un tiempo lleno de cambios tanto a nivel físico, como en nuestra manera de pensar y ver el mundo que nos rodea. En este periodo no estamos solos, y nuestros cambios, problemas y rebeldías también lo sufren las personas más cercanas, como son la familia o el profesorado.
    Por este motivo es necesaria una atención específica y centrada en los y las adolescentes, para proporcionarles una buena educación que se adapte a las necesidades de cada alumno/a y que su respuesta educativa sea positiva, por este motivo, la postura que tome el profesorado y la acción de las familias es de vital importancia en esta etapa tan complicada.

  76. Jorge González Felipe

    La adolescencia es una etapa conflictiva, un tanto catastrófica, el papel del educador es esencial, yo tuve una etapa difícil, me sentí rebelde, que eso de la educación y formarme no iba conmigo, gracias a profesores vocacionales y muy buenos profesionales hoy soy lo que soy, en esa etapa la personalidad se está formando aún, en parte al alumnado no se le trata como lo que es, en muchos centros se infantiliza a los alumnos, hasta el punto que se lo terminan creyendo y se comportan como tal, saliendo perjudicados de su camino educativo en lugar de salir formados académicamente y como personas.

  77. Ana Mª Reyes

    La etapa de la adolescencia, es un periodo caracterizado por los cambios tanto físicos como psicológicos, por lo que es una etapa un tanto complicada debido a la difícil personalidad que pueden darse en algunos casos, tales como la rebeldía, el pensar que todo el mundo está en tu contra, etc…

    Por todo ello, reinventar la educación de los adolescentes es una tarea bastante complicada, la familia y la escuela como agentes socializadores tiene una tarea muy difícil que realizar. Hay que saber inculcarles ciertas herramientas, como por ejemplo, a ser constantes, a que tengan aspiraciones en la vida, y que con esfuerzo, dedicación y autoconfianza,se puede conseguir las metas.Ya no solo para aspirar a tener un buen trabajo en el día de mañana, sino para crecer como persona. Pero para conseguirlo, es necesario el trabajo colaborativo entre padres/madres/tutor/a/alumnado.

  78. Isabel Mª Sánchez

    La adolescencia es una etapa difícil sobre todo a la hora de tomar decisiones y si son del futuro pues peor. Pienso que si es necesario una formación,debemos enseñarles para que aprendan a ser autónomos y elegir con cabeza. Cosas que parecen tan simples como la investigación en la educación deberían de estar más presentes en la sociedad de hoy en día, puesto que, por ejemplo, España tiene un alto nivel de desmotivación, abandono escolar, las familias no participan en la labores académicas.
    El orientador o la orientadora es uno de los agentes, más olvidados, pienso que se debería de tener más en cuenta y, sobre todo, valorar su opinión y trabajo no solo en el ámbito escolar sino en el familiar, ya que las familias pueden buscar apoyo en ellos o ellas.

  79. Cristina

    La etapa de la adolescencia es una de las mas difíciles, pues los/las jóvenes se ven influenciados por muchos de los factores de nuestro entorno, lo cual considero que es necesario que la educación se adapte a los posibles cambios de la sociedad. Además de recibir unos buenos valores proporcionados, en primer lugar, por la FAMILIA y en un segundo lugar, el profesorado.
    En cuanto a las investigaciones en educación, me parece necesario e interesante la importancia que se le esta brindando a los y las adolescentes, puesto que es la etapa en la que mayor implicación y motivación debemos enfrentar y apoyar como profesionales.

  80. Cathaysa Machado

    Los adolescentes de hoy en día, no son los mismos adolescentes de hace una o dos décadas. Los jóvenes de ahora están inmersos en una sociedad que va cambiando a pasos agigantados.
    Por un lado, estoy de acuerdo en que tanto el profesorado como las familias tengan el deber de atender/trabajar de forma conjunta para que el alumno/a pueda crear su proyecto de vida, pero, por otro lado, considero que no sólo las familias y el profesorado pueden y deben ayudar a que estos sujetos sean “debidamente” educados, pues influyen otros factores como podría ser el contexto social en el que se encuentra cada adolescente, pues este factor es un detonante claro que puede repercutir en el crecimiento y en el desarrollo de los jóvenes.
    Los adolescentes, en esta etapa de la vida, se siente “perdidos”, “desorientados”, “ausentes”. Se encuentran en un momento de la vida donde deben aprender a tomar sus propias decisiones. Muchos de los adolescentes no se siente o no se encuentran capacitados para tomar esas decisiones porque hasta el momento no habían tenido que hacerlo. Esto puede ser debido a que actualmente a los adolescentes se les sigue tratando como “niños/as”, es decir, que muchos padres y madres han protegido demasiado a sus hijos e hijas, bien porque consideran que la sociedad de hoy en día es un poco más “problemática” que la de “antes”, bien porque consideran que aún siguen siendo niños/as y como tales deben disfrutar de su adolescencia, o bien por otros motivos.
    En definitiva, la adolescencia es una etapa de la vida muy importante para el desarrollo del adulto, para el desarrollo humano de las personas. Por ello los profesionales, las familias, el profesorado y los diversos factores condicionares deben de colaborar para que cada uno de los adolescentes logre conocer quién es y cómo pueden encajar en la sociedad, deben ayudar a que ellos y ellas logre crear, modificar y desarrollar sus proyectos de vida.

  81. Esther Betancor

    Bajo mi punto de vista, son bastante interesantes las investigaciones realizadas sobre la adolescencia, pero también creo que, ya que es una etapa complicada por la que todos hemos pasado, la educación en las aulas debe estar encaminada a poner un poco de orden en las mentes de los alumnos que están pasando por esta época, ya que no todos tienen las mismas inquietudes ni preocupaciones, y que no por su desorden deja de ser bonita e importante para esclarecer lo que en un futuro seremos. Pienso también que dentro del ámbito escolar, las tutorías, no solo con los alumnos, sino también con los padres, son de verdadera importancia, puesto que esta etapa no solo se sufre en los centros escolares, sino también en el entorno social y familiar en el que se mueven los alumnos. Por lo tanto, toda la información que se pueda recaudar a través de estas investigaciones no debe quedarse solo en los centros educativos, sino debe trasladarse a las familias, para dar también solución, desde otro punto de vista, a las inquietudes y preocupaciones de las que al principio hablaba.

  82. Cristina Alberto

    las investigaciones que se adjuntan en este post son muy enriquecedoras,pues muestran que cada vez más va desapareciendo esa idea de que las tutorías sirven para terminar tareas de otras asignaturas, y esto es gracias a la labor investigadora de personas como esta autora.
    En ocasiones el profesorado de los centros no realizan labores tutoriales porque no tienen la formación adecuada para desempeñarla, y si supieran lo importante que es para su alumnado establecer una relación alumno-tutor para que le guíe en su trayectoria académica y no se sienta desvinculado del sistema educativo…lo harían desde luego. A veces es importante escuchar al alumnado y saber cuáles son sus inquietudes para encontrar la respuesta que más se adapta a su necesidad.

  83. Lesly

    Desde mi punto de vista, es normal que la etapa educativa de los adolescentes se vea un poco “dispersa” ya que es una edad de cambios hormonales, de conflictos internos, etc.
    Pienso que los educadores en la educación secundaria obligatoria, deberían de ejercer más como orientadores de sus alumnos, o que el orientador en sí esté más presente en su día a día, y pienso esto ya que al alumnado se le exige desde un primer momento que tenga una idea de lo que le gustaría hacer académicamente en un futuro, de cómo se deberá de comportar, y si a estas presiones le sumamos todos los problemas por lo que pasa, y todas las vivencias que se tienen en esta edad, creo que es probable que se sienta perdido y agobiado, sin saber qué debe hacer.
    Por ello, es necesario más formación para este tipo de asuntos por parte del profesora y del orientador, y por parte de este último una mayor participación con el alumnado de manera individual.

  84. Amanda

    Es cierto que la etapa mas difícil por la que pasa el ser humano es la adolescencia, todos hemos pasado por ella de una manera u otra. Son momentos de cambios físicos y cerebrales, aparecen las ideas alocadas y la rebeldía, creen que el mundo esta contra ellos y no encuentran salidas por eso es importante la figura de la familia. Dependiendo del núcleo familiar unos pasan esta etapa de una manera mas suave y otros se pierden completamente al verse incomprendidos no solo por la familia sino también lo sociedad, sintiéndose apartados y no formando parte del conjunto.
    Dentro de los centros educativos esto se puede ver reflejado, solo hay que observar los comportamientos, las formas de actuar y como se desenvuelven en ese entorno. Yo pude vivir eso en mi adolescencia chicos y chicas que se comportaban de manera diferente, casi siempre agresiva, apartando a lo demás a sus pasos, es entonces en estos casos cuando se necesita una figura importante que de una solución o al menos intentarlo.
    Las investigaciones por parte del Grupo de Investigaron en Orientación Educativa y Sociolaboral (GIOES) son muy reveladoras y aportan una nueva forma de interpretación y acción que no se ve reflejado en muchos institutos y podrían ponerse en marcha para buscar una mejora de la situación.

  85. Davinia

    La etapa de la adolescencia es una etapa difícil que viene marcada por cómo hemos sido educados desde años anteriores, es decir, desde niños nos enseñan a como tenemos que comportarnos, nos enseñan a estudiar, a tener una conducta correcta en determinados casos… Esta etapa por tanto se ve afectada al cómo nos han educado y preparado para un futuro, y esto lo cosecha el/la adolescente a lo largo de su vida, a través del centro y las familias que interfieren en la vida del alumno.
    Un adolescente o una adolescente está en continuo cambio, no sólo físicamente sino también en su mente, en su forma de ser, es decir, en su personalidad, por lo que la adaptación a cada caso depende de la capacidad de desarrollo de cada uno y de su capacidad de cambio con el medio. Aquí es donde debe aparecer en su totalidad la figura del profesor y los especialistas en educación como son los orientadores. El buen funcionamiento del niño o niña en el aula debe estar tutelado por un especialista que guíe y oriente a cada alumno o alumna por el camino correcto y que los cambios que sufren los alumnos y alumnas en la adolescencia no interfieran en la educación o más bien, no se vean reflejados en el rendimiento académico. Pero por otro lado, esta ayuda debe aparecer en las familias, porque pienso que el papel de los familiares es esencial para el desarrollo de cualquier niño o niña.
    En nuestra casa siempre tenemos una figura a la que nos queremos parecer o de la que cogemos ejemplo, por lo que si este es bueno habrá un camino correcto de guiar al chico/a que servirá de ayuda para su futuro tanto personal como académico, mientras que si existe un camino que no es el correcto y el/la adolescente no tiene una buen ejemplo como referencia, le afectará en sus estudios, ya que pienso que en estas edades el entorno social en el que se rodea cualquier persona es influyente, por eso es necesario tanto la colaboración de las familias como un orientador que guíe y construya así su desarrollo académico.

  86. Aida Fernández

    Tras haber leído el post propuesto “Reinventar la educación de los adolescentes”, considero que la secundaria es irremediablemente una etapa de continuo cambio e inestabilidad. Todo individuo está inmerso en un contexto social que de una manera u otra éste le influye. Por ello, cabe destacar que una de las premisas que se han destacado en este post en base a los resultados puestos de manifiesto: “en la adolescencia los convencionalismos sociales pueden conducir a una toma decisiones sesgada por razón de género”, es una de las primeras razones por las cuales, nuestros jóvenes, toman decisiones arriesgadas o no adecuadas con perspectiva al futuro. En este sentido, es oportuno hacer hincapié en las características sociales de los sujetos que rodean el contexto de los estudiantes. Es importante hacerlo, ya que como hemos destacado anteriormente, la adolescencia es una etapa crucial influenciada en mayor medida, por el entorno, (y normalmente, por las opiniones de nuestros iguales) lo que puede llegar a desencadenar decisiones no acertadas para el futuro de los jóvenes, por la simple razón de sentir que pertenecen a un grupo social determinado. No obstante, el entorno social no es el único condicionante en cuanto a las oportunidades con vistas al futuro, sino que otros como el entorno familiar, en el que no se recibe el apoyo y la estimulación necesaria de sus progenitores, llega a ser motivo de frustración para los alumnos de la secundaria.
    Considero que desde un punto de vista profesional, como futura orientadora, se debería reforzar el apoyo educativo de nuestros estudiantes, así como la autoestima de los mismos, ya que el principal aspecto que produce motivación en el alumnado es una alta autoestima; cualidad que en este proceso de continuo cambio muchas de las personas pueden llegar a echarle en falta debido a que, en ciertas ocasiones ni nos encontramos a nosotros mismos.
    Es importante destacar que todo individuo se va formando así como forjando su personalidad a lo largo de toda su vida. Por excelencia, somos seres inacabados en continuo cambio y oportunidad de absorción, por ello, nosotros, como futuros profesionales, deberíamos apoyar más esta etapa educativa que confunde al alumnado, y que además, puede llegar a decidir sobre el futuro de los mismos.

  87. Azzay

    La secundaria post obligatoria es una etapa, si cabe, más confusa para el alumnado que los últimos años de la secundaria obligatoria. Tras acabar la educación obligatoria o cumplir los 16 años el alumno o alumna puede elegir continuar con sus estudios, ya sea bachillerato o formación profesional, o bien abandonar el sistema educativo. Muchos y muchas de los que optan por pasar a bachillerato, más que por mera decisión propia o por convencimiento de sus expectativas de futuro, lo hacen casi por obligación o imposición. Ya sea por causa de la familia o por la presión social. Todos hemos oído aquello de “estudia para que el día de mañana llegues a ser alguien y tengas un trabajo”. Personalmente yo no le veía sentido a esta frase. Yo era uno de esos alumnos que no sabía que quería hacer con su vida en el futuro. El instituto me resultaba confuso a la par que estresante y asfixiante. El centro nunca me ofreció ningún tipo de apoyo u orientación para esto. Cuando acabé el bachillerato no sabía que quería hacer con mi vida, aunque una cosa si tenía clara, no quería seguir estudiando. Así que opté por hacer un ciclo formativo relacionado con la hostelería. Ya sea por falta de madurez o por falta de apoyo por parte del centro, yo no tenía claro como quería que fuese mi futuro. Ello, unido a la presión de que debía de hacer algo con mi vida hizo mi paso por el instituto algo bastante duro en términos personales.

    Realmente hubiese deseado y agradecido la puesta en marcha de acciones como las aquí mencionadas en el centro en el que cursé la educación secundaria. Por experiencia propia considero esto como fundamental y prioritario en los centros de enseñanza secundaria.

  88. Anabel

    La etapa de la adolescencia es una etapa clave para el desarrollo de las personas ya que es cuando tiene que ir pensando sobre tu futuro. Es una etapa dura porque es cuando te das cuenta de que te haces mayor y que tienes que empezar a tomar tus propias decisiones para poder ir construyendo tu futuro, así pasa en el instituto, por ejemplo, al llegar a 4º de ESO tienes que tener medianamente claro que es lo que quieres , si seguir estudiando el Bachillerato, realizar un ciclo medio o salir al mundo laboral con apenas experiencia. El papel de los profesores y de los padres aquí es muy importante ya que nos pueden asesorar y ayudar a tomar esa decisión que nos puede costar mucho. Estos últimos agentes deberían de estar formados para poder ejercer esa ayuda y papel ante los jóvenes ya que los jóvenes cada vez están mas actualizados en este momento y ellos se van quedando atrás.
    Muchas veces el nivel de los padres es muy bajo para poder ayudar a sus hijos con los aspectos educativos en los que puedan tener dificultades y eso puede hacer retroceder al alumno demasiado e incluso desmotivarlos si no tienen ese apoyo y motivación por partes de sus padres.
    Al igual que los padres los profesores tienen que motivar y asesorar a los alumnos para poder conseguir sus metas y orientarlos al lugar a donde ellos quieran llegar e incluso hacerles ver que pueden optar por algo mucho mas grande de lo que ellos creen.

  89. Romina Perera

    Las investigaciones publicadas en este post me resultan muy interesantes. Es verdad que, tanto las familias como los profesores y profesoras deben formarse para poder atender, ayudar y apoyar, de manera adecuada, a los adolescentes en sus tan complejas necesidades. La adolescencia es una etapa en la que, los jóvenes, intentan redescubrirse como personas, lograr conocer cuál es su papel y dónde esta su lugar en el mundo. Los grupos de iguales también juegan un papel muy importante en este momento ya que pasan juntos por esta etapa tan catastrófica. Además, la toma de decisiones, (siempre orientada a estudios superiores), en esta edad tan complicada se ve influenciada por factores sociales como el género, o los gustos además de las expectativas que los demás tienen sobre nosotros en vez de estar basada en las cualidades personales.

  90. Fran

    Es cierto que el periodo que abarca la adolescencia es fundamental y determinante de cara al futuro del estudiante, en cuanto a personalidad, vida laboral, etc. Si bien, algo que en mi opinión no se está realizando correctamente es el hecho de sobrecargar de responsabilidades a los docentes para con sus alumnos/as, haciendo que el papel de las familias no tenga tanto protagonismo y es que bien es sabido que el factor “padres” y “espacio familiar” es otro de los grandes determinantes tanto en la personalidad, expectativas del mundo laboral, así como el rendimiento escolar de los y las estudiantes por el cual está demostrado que el nivel de estudios de los padres, especialmente el de la madre, es un determinante del mismo.
    Por esta razón una de las claves sería el atender y dar respuesta a la diversidad, en gran medida aportada por el origen familiar y social de cada chico y chica, así como tratar de conectar más con las familias más que con el propio estudiante.

  91. María José

    Como he leído es uno de los post anteriores, la etapa de secundaria es más bien conocida por la rebeldía, por la falta de motivación escolar, por el descontrol de las emociones, por la falta de atención a nuestras expectativas futuras (en cuanto académica, nos referimos). Quizás es porque se encuentran en una etapa donde prima el terreno de lo desconocido y por conocer. Hablo un poco desde mi experiencia, dado que a esas edades, yo tampoco tenía muy claro ni lo que quería hacer, ni lo que quería estudiar; por decirlo de un modo más claro, me daba lo mismo si no continuaba con los estudios o sí.
    El papel del orientador, creo que es importante sobre todo en esta etapa, ya que a parte de orientar, es un guía que te acompaña en el proceso educativo, que te aconseja y te da la carta de abanicos que puedes elegir en todo momento, a sabiendas que puedes escoger un camino u otro, pero sin salirte del recorrido (en este caso, de la enseñanza). Por ello, creo que no solo debemos de aprender a tomar decisiones importantes solo cuando estamos en bachillerato, si no también desde las etapas anteriores. Y ahí de la importancia del orientador, que según de las capacidades de cada alumno, nos tiene preparado una serie de recomendaciones o de opciones para luego decidir. El trabajo colaborativo de profesor-tutor-equipos directivos-asesores de universidad, son fundamental para ello.

  92. Sara

    La adolescencia es una etapa complicada por la que todos pasamos, ya que es una etapa llena de inseguridades, problemas, etc. Por ello es importante que entre todos los equipos docentes de los centros trabajen para ayudar a los alumnos a no estar tan “perdidos”, ya que la adolescencia es la edad donde las personas comienzan a conocerse a sí mismos y donde comienzan a desarrollarse como adultos. Y es necesario que los profesores ayuden a sus alumnos a encaminarse para ser “buenos adultos” que estén realizados en su vida adulta.

  93. Abigail Izquierdo

    De la adolescencia puedo decir que es la etapa más “catastrófica” a la par que “crucial” para tomar las decisiones adecuadas para nuestro futuro. Es, por lo tanto en la etapa donde más atención debemos tener por parte tanto del profesorado como de las familias, y creo que es ahí donde reside el problema. Nos evadimos usando como método la rebeldía porque no se nos presta la atención necesaria. Una atención que nos guíe por un buen camino, que desemboque en un futuro mejor.

  94. Leticia

    La educación en la etapa adolescente se ve afectada por diversos aspectos que no sólo tienen que ver con el alumnado, también el centro y las familias hacen hincapié en ella. Por un lado el adolescente sufre cambios a niveles físicos y de la personalidad, por lo que la adaptación al cambio les va a suponer mayores conflictos consigo mismo y con su entorno.
    Creo que es necesaria la intervención del profesorado y orientadores para evitar que esos cambios que se producen en el adolescentes se vean reflejados en el rendimiento académico. Ha de existir un trabajo cooperativo entre las familias y la escuela donde el alumno también sea partícipe. Considero que esta cooperación será fundamental para el éxito o fracaso del alumno, pues en esta etapa los jóvenes se dejan influenciar por otras personas y no dedican ni el tiempo ni la importancia necesaria a los estudios. En estas edades el entorno social es muy influyente, pero con la ayuda de la familia y el centro creo que el alumno puede definirse y saber desarrollar su potencial.

  95. Joaquín

    Me parece que describe la realidad que vive un adolescente de forma acertada, hasta los nervios que puede sufrir antes de un examen es una experiencia importante en esa etapa. Es un periodo de cambio en el que se busca a sí mismo y se intenta conocer; hay jóvenes que les cuesta mas encontrar su identidad pero una vez que lo consiguen es cuando pueden llegar a dar lo mejor de sí mismos. El adolescente aun no conoce cuál es su mundo, dónde se siente realmente cómodo, por esto se puede deber los arrebatos de desobediencia y de ira que caracteriza dicha etapa. Desde las investigaciones publicadas en la revista del MECD podemos extraer una serie de estrategias y técnicas que ayudarán al profesorado a consolidar a los jóvenes su sentido de identidad. Es por eso que tanto las familias como los profesores son los pilares de dicha búsqueda, deben ser la luz que ayude a los jóvenes a ver en la oscuridad de su desconcierto, mostrándole los valores necesarios para que puedan proyectar su vida como verdaderamente quieren hacerlo.
    Todas esas investigaciones son un refuerzo clave para poder llegar a entender la importancia que posee el contexto del adolescente, tanto dentro de la escuela como fuera de ella, además del concepto que pueda tener de sí mismo. Hay que entender al adolescente, no hay que intentar cambiarlo sino intentar guiarle hacia su verdadero camino, hacia el camino en el que realmente se siente él mismo y pueda dar el máximo de su potencial.

  96. Alba Machi

    La adolescencia, como bien sabemos, es una etapa difícil, tanto para nosotros mismos, como para nuestra familia o el propio profesorado. Por ello, es necesario una buena atención y una buena respuesta educativa adaptada a las características y necesidades de cada alumno/a, con lo cual, la acción del profesorado y de las familias es de gran importancia en este etapa, una etapa marcada por la rebeldía.
    Es en la adolescencia, en donde, a mi parecer, desembocan grandes problemas de tipo social y educativo, como por ejemplo, un mayor fracaso escolar. Por lo tanto creo necesario hacer investigaciones que traten sobre la educación de los adolescentes, que sirva, tanto para mejorarla como para atender mejor a las necesidades de este colectivo.

  97. Sonia

    La etapa de la adolescencia es clave para el desarrollo de cualquier persona, ya que la considero un punto crucial para decidir el camino adecuado en la vida. El papel de la escuela y el de la familia en esta etapa es muy importante, pero desgraciadamente, no se tiene suficiente consideración sobre ello, pues muchas veces no se toman las medidas necesarias a tiempo. En muchas ocasiones, sobre todo en los institutos, solo le dan importancia a las materias dadas y no buscan el por qué un alumno suspende o no atiende en clase. Por ello, considero, que el trabajo que están realizando el grupo de investigación GIOES es muy satisfactorio pues pretenden que los adolescentes encuentren su camino a seguir, siempre y cuando reciban el apoyo incondicional de la escuela y las familias para que obtener una mejor educación.

  98. Elena Chinea

    Todos hemos pasado por la adolescencia y sabemos que es una etapa, cuanto menos, difícil. Es por ello que se hace necesario que los adolescentes se sientan protegidos, atendidos y amparados, no sólo por sus familias, sino por su sistema educativo. Profesorado, orientadores y personal del centro están involucrados en el progreso del alumno, en mayor o menor medida, y se hace cada vez más necesario que el docente ejerza también funciones de orientador y mentor de sus alumnos, con el fin de guiarles, de la mejor manera posible, a conseguir sus metas tomando sus propias decisiones y desarrollarse plenamente como personas maduras y felices.

  99. Beatriz

    Reinventar la educación de los adolescentes supone un reto para todos los profesionales que forman parte del sistema educativo y de todos aquellos agentes más directos que pueden influir en ellos, como bien se ha dicho, la familia o los grupos sociales que conforman el contexto de los jóvenes individuos. Por eso se ha de tomar conciencia de la gran importancia que tiene generar un proceso de cambio educativo en una sociedad compleja, en la que se ha de tener en cuenta aspectos tan relevantes como la diversidad o las medidas de equidad necesarias para que los jóvenes se impulsen hacia su futuro de la manera más completa posible, donde su desarrollo tanto personal como profesional no se vea menguado por la falta de acción educativa por parte de dichos profesionales. De ahí una gran motivación para los profesionales educativos y para el resto de la sociedad, pensar que toda acción debe realizarse con la idea de producir un avance y un cambio conjunto y colaborativo para la mejora de todos.

  100. Gema

    La adolescencia es una etapa complicada en la que los/as alumnos/as descubren quienes son y como encajan en la sociedad que les ha tocado vivir. La educación de estos adolescentes tiene que estar pensada y tiene que ser adecuada para el desarrollo a la vida adulta. Pero no sólo la educación incide en ellos, los padres también tienen un papel importante en este desarrollo, por lo que sería conveniente que ellos también estuviera formados para poder ayudar y entender a sus hijos/as en todo lo que se les vaya presentando durante toda la etapa de la adolescencia.
    Gracias al GIOES podemos observar con más detalle como se desarrollan los alumnos/as en esta etapa tan importante y crucial; cómo afecta la sociedad a la hora de tomar decisiones, cuál es su rendimiento académico, el trabajo colaborativo que hay en los centros educativos, las estrategias de actuación que propone el GIOES…
    En mi opinión, los padres juegan un papel fundamental en la vida de los adolescentes, ya que la educación que se recibe en casa viene desde que nacen, son ellos los que tienen que enseñar a sus hijos/as poner los límites necesarios, a respetar, valores… Aunque muchas de estas cosas también se aprendan en la escuela pienso que esta enseña pero no puede educar en todo lo necesario como lo tendrían que hacer los padres.
    Es cierto que es necesario que la escuela tome un camino diferente, que se adapte realmente a las necesidades de los adolescentes y que sepa tratar con ellos y ellas de la mejor manera posible.

  101. TAMARA

    La lectura de este post me ha hecho reflexionar en la adolescencia, es verdad que es en esta etapa de la vida en la que se producen la mayoría de los cambios, tanto físicos como psíquicos. En esta etapa es en la que se recibe una mayor influencia en los adolescentes, por ello es adecuado recibir unos buenos valores y éstos deben ser proporcionado por los adultos (padres y profesores)
    Actualmente, las investigaciones que se están llevando a cabo son realmente interesantes porque así ayudarán a la mejor compresión de los adolescente y lo que es más importantes que ellos se sientan comprendidos.

  102. Verónica

    La etapa de la adolescencia es muy complicada para aquellos que están pasando por ella, ya que están desarrollando su personalidad, su físico y descubriendo nuevas cosas, pero también afecta a los de su alrededor. En las aulas es donde más se nota el comportamiento de rebeldía, el profesorado tiene que enfrentarse a esos adolescentes en pleno desarrollo, pero tanto los educadores como la familia deben de convertirse en personas de apoyo para el adolescente.
    En esta etapa también afecta al rendimiento académico, donde se muestra poco interés en estudiar, y en a tender a las clases, pero si tienen más interés en estar con los suyos, es decir, con el resto del alumnado que también está en la etapa de la adolescencia.

  103. María

    En mi opinión es necesario que se realicen investigaciones sobre la adolescencia, puesto que se trata de una etapa difícil en la que la personalidad sigue formándose, y con ello se pueden tener problemas de identidad. Por tanto, como he dicho con anterioridad, considero importante que se realicen estudios que puedan ayudar a la toma de decisiones de los adolescentes, sobretodo a la hora de encaminar su futuro y su profesión, porque se les debe guiar hacia un camino, pero siempre dejando que sean ellos los que tomen sus propias decisiones.

  104. Lidia Santana

    Gracias Guacimara por leer nuestros trabajos de investigación y comprender su importancia para atender/apoyar al alumnado en la etapa de la adolescencia, y para facilitar la labor del profesorado en su compleja tarea de educar a chicos y chicas que están buscando su identidad.

  105. Guacimara Díaz

    La adolescencia es una período complicado dónde no solo se producen muchos cambios en nuestro cuerpo sino también en nuestra manera de pensar, es una etapa dónde se comienza a formar nuestra personalidad, dónde comenzamos a preguntarnos dónde encajamos, un período de muestras vidas en el que las dudas y los miedos hacen eco, pues los adolescentes deben de tomar decisiones vitales que comprometerán su futuro, y es por ello que es tan importante la labor de los profesores y la familia en el apoyo de este proceso de toma de decisiones. Y aunque es triste decirlo, muchas veces esto no ocurre, los profesores se centran en dar sus materias y ya está, “su labor esta cumplida” y no es así, un buen profesor indaga más allá, se preocupa por sus alumnos, por la situación personal de cada uno, pues no todos somos iguales y por lo tanto las motivaciones de cada uno serán diferentes, de tal manera que es nuestra responsabilidad darle a todos los alumnos una respuesta educativa adecuada para su buena formación a través de una buena orientación. Y aunque puede que haya escépticos, yo misma coincido que si en esa etapa de mi vida, alguno de mis profesores me hubiera apoyado y se hubiera implicado para darme una respuesta a mis necesidades, quizás hace ya tiempo hubiera elegido el camino en el que estoy ahora y hubiera podido haber descubierto antes dónde encajo en la sociedad. Por lo en conclusión, estoy muy de acuerdo con todo lo que dice Lida Santana y agradecida por la buena labor en este ámbito que su grupo de investigación en Orientación Educativa y Sociolaboral (GIOES) están llevando a cabo.

  106. Lidia Santana

    Gracias Juan Fco. por tu comentario al post; gracias por apreciar el valor de nuestras investigaciones que tienen como última finalidad lo que has señalado: tratar de reducir los niveles de fracaso escolar y disminuir la angustia y desconcierto emocional en la que viven un buen número de adolescentes.

  107. Juan Fco. Rodríguez

    La etapa adolescente es conocida, en la mayoría de las ocasiones, por la rebeldía, independencia y cambios, tanto físicos como a nivel personal, de los alumnos y alumnas. Muy poco sonadas son las características que cita Lidia Santana, ya sea porque se desconocen o simplemente se olvidan. Alguna de estas puede ser la necesaria cercanía que necesita el alumnado por parte del profesorado a estas edades, una idea bastante contrariada al pensamiento que suelen tener muchos docentes, que abogan por mantener cierta distancia en las aulas y fuera de ellas para seguir dando lugar a esa equívoca relación maestro-aprendiz. Ya no solo la figura de los profesores y profesoras, los padres, madres y tutores a veces confunden ‘la libertad’ que se suele dar a estas edades con el total desconcierto acerca del paradero o la actividad de sus hijos e hijas. Una medida de actuación muy desafortunada, ya que como se comenta en el post, hablamos de una edad en la que la cercanía de las figuras instructoras del alumnado (profesores y padres) es crucial para su futuro desarrollo como adulto. Por esta razón reafirmamos la figura del profesor como guía o mediador en la etapa del conocimiento del alumno o alumna, un mediador que se muestre cercano a las necesidades individuales del alumnado. Con total seguridad, si conseguimos llevar esta metodología de actuación y convivencia, los niveles de fracaso escolar y angustia y desconcierto emocional disminuirían considerablemente. Labores como la que desarrolla GIOES son fundamentales para conocer todo este tipo avances en la orientación, que acaban por facilitar la vida de docentes, padres y por consiguiente, alumnado. Desde aquí animo a que continúen el trabajo que desempeñan y espero que consigan ‘crear escuela’ dando lugar a imitadores que aboguen por este tipo de intervención psicopedagógica en los alumnos y alumnas adolescentes.

  108. Lidia Santana

    Yeray considera que el docente en esta etapa deber ser “un guía, un mediador del proceso educativo y de su transición a la vida activa”. Aunque estoy de acuerdo con esta visión de la figura del profesor, no se ajusta con la percepción que tienen de sí mismos el profesorado de secundaria; generalmente tienden a autopercibirse como profesores de materias.

    Ana Juana Guardiola también señala que una buena orientación consiste en guiar al alumnado y apoyarles en su propio camino y en sus decisiones; esto es, tanto el profesorado como los orientadores y orientadoras han de poner las bases para la auto-orientación, evitando, en la medida de lo posible, dar prescripciones sobre lo que el alumnado debe o no debe hacer.

  109. Lidia Santana

    bea tauroni en su post señala que le resulta “paradójico y abominable que precisamente se les conmine a decidir un proyecto de vida cuando precisamente pasan por un proceso evolutivo tan importante que lo que menos le proporciona es precisamente estabilidad”. Totalmente de acuerdo, de ahí que estoy en contra de aquellas reformas educativas que han obligado y obligan al alumnado a tomar decisiones de estudios o profesionales a edades tempranas.

  110. Lidia Santana

    Gracias por seguir subiendo comentarios al post; la reflexión conjunta sobre la etapa de la adolescencia nos ayudará a comprenderla mejor. En su comentario Christian se pregunta ¿existirá alguna evidencia de condicionantes biológicos, o realmente seguimos encallados en una sociedad sexista?; desafortunadamente en el alumnado de secundaria el género sigue condicionando su toma de decisiones académicas y laborales. Evidentemente hemos avanzado con respecto a épocas anteriores y podemos observar a mujeres desempeñando oficios tradicionalmente desempeñados por hombres. Pero en tales profesiones la mujer está infrarrepresentada.

  111. Christian Jacobs

    Resulta innegable que en la etapa de la adolescencia,los alumnos y alumnas sufren una serie de cambios que los hacen más propensos a sufrir de unas u otras problemáticas, es por ello por lo que la actuación del entorno familiar es crucial para que los chicos y chicas puedan corregir los problemas y reconducir la toma de decisiones, que tan relevante puede ser para su futuro. Creo que el mayor condicionante a la hora del desarrollo adecuado de un niño o niña es el entorno familiar.

    En el caso de los docentes, sí que es verdad que deben asumir cierta responsabilidad no obstante no es la función de un profesor de matemáticas atender y solucionar problemas específicos de sus alumnos, para ello hay equipos de especialistas y orientadores que se ocupan de ello, y no por no querer si no porque existe una presión curricular que lo imposibilita. Sí es verdad que los profesores deben y deberán de estar suficientemente sensibilizados con las problemáticas de los alumnos y ser comprensivos y razonables, una cosa no quita la otra.

    De las investigaciones, me resulta muy curioso como todavía el género pueda condicionar las decisiones educativas y laborales de los alumnos así como el rendimiento , y evidentemente ligado, el autoestima, me pregunto ¿existirá alguna evidencia de condicionantes biológicos, o realmente seguimos encallados en una sociedad sexista? Debemos seguir llevando a cabo estudios para la mejora de la práctica educativa, y a pesar de no ser un campo tan llamativo como la biología o la medicina, quizá podemos mejorar las futuras generaciones tanto o más que con otros descubrimientos.

  112. Enrique Pestano

    La etapa de la adolescecia es un periodo de cambio importantísimo en la vida de toda persona. Muchas veces durante esta etapa los niños se vuelven más complicados de manera rebelde o introvertida. Es por eso que los educadores deben de involucrarse con la realidad de cada uno de sus alumnos y dejar a un lado solo la parte de contenidos. Puede que esto pueda suponer un trabajo extra y una preocupación añadida a tu propia vida, si es que de verdad te preocupas por ellos; pero yo, por poner un ejemplo, no podría dormir tranquilo si sé que un alumno tiene un problema y simplemente miro hacia otro lado. Tambien es cierto que muchas veces no es posible acceder a los alumnos pero durante todo un curso escolar, como buen profesor, seguro que encuentras la forma de llegar a cada uno de ellos, de no ser así habría que hacer una propia autocrítica de tu labor como docente de esta etapa.

  113. Miriam Pérez

    Como han dicho algunos de mis compañeros, la etapa de la adolescencia es una vereda cargado de emotividad, ya que experimentan múltiples sentimientos con gran intensidad. Tal vez, nos basamos en estos argumentos para no hacerle caso a lo que realmente necesitan o solicitan. Tal vez, no han pensado en solicitar ayuda o algún tipo de consejo que pueda subsanar cualquier incidencia o necesidad que tengan; también puede ser que crean que no tienen porqué tomar decisiones o simplemente creen que aún no debe ser así, porque aun están en una etapa donde las responsabilidades las ven aún muy lejanas. Pienso que desde temprana edad tenemos que hacer consecuentes a los alumnos/as que continuamente se toman decisiones, a veces erróneas o acertadas, pero siempre, por mínimo que sea, nos exponemos a una disyuntiva constante. En este momento, se encuentra la responsabilidad de la comunidad educativa para orientar el alumno hacia una buena opción, siempre dejándole absoluta autonomía, ya que considero que equivocarnos nos ayuda a crecer. Pero, en la medida de lo posible, tenemos el deber de hacerles razonar, barajar posibilidades para reflexionar a través de la formulación de preguntas con el fin de elegir o encontrar la opción más adecuada.

  114. Fátima León

    Desde siempre la etapa de la adolescencia ha sido la más complicada de llevar por los numerables cambios que se producen en nuestro cuerpo y en la forma de pensar, pero también influye lo que la sociedad se encarga de transmitir cuando alguien alcanza esta etapa, pues hay unos estereotipos que no cambian y que se atribuyen a todos los adolescentes por igual. Es por ello, que creo que los profesores deben estar más pendiente del alumnado adolescente, pues a veces se sienten solos y necesitan de alguien. Por esto, es importante la colaboración entre los profesores y los alumnos.
    Así, creo que las investigaciones mencionadas son muy interesantes pues todo lo que favorezca la orientación del alumnado, lo apoye y ayude en su vida es bueno para que se descubran a sí mismos y tomen las decisiones adecuadas a sus expectativas.

  115. Irene Duque

    No es ninguna novedad afirmar que la adolescencia supone una etapada trascendental en nuestras vidas, llena de cambios, tanto físicos como personales, muchas dudas, que en ocasiones generan preocupaciones, dramatismos, situaciones extremas, etc. Es un punto en el que ni somos niños, ni somos adultos, muy pocas veces tenemos en cuenta su opinión. Por lo que haberle dado este gran protagonismo habrá supuesto un cambio muy positivo para ellos. Siendo algo tan novedoso, es lo mas lógico tener en cuenta la opinión de los que van a llevarlo a la práctica.
    Toda investigación que busque mejoras será siempre positiva. Invertir en ella, y en ellos (adolescentes) puede suponer un gran cambio para ellos. Convertir una etapa algo traumatica en toda una experiencia es tarea de mucha gente, entre ellos los profesores, con los que los adolescentes suelen tener una relacion o muy positiva o muy negativa, es decir, algo extrema. La carga que los profesores tienen en esta etapa es de vital importancia, si tienen en cuenta el resultado de estas investigaciones podrían hacer grandes avances en su profesión.

  116. Saulo Súarez González

    Coincido con la idea de que la adolescencia es una de las etapas más influyentes a la hora de formar la personalidad y el carácter de alguien, en la cual, debido a las inseguridades, falta de autoestima y no tener claro nuestro autoconcepto, en muchas ocasiones los factores externos nos inciden más de lo necesario.
    En este momento es cuando los discentes comienzan a buscarse su sitio en la vida, tienen muchos interrogantes y las familias, amigos y escuela deben ser un apoyo moral para que estos se forjen su camino de una manera consciente y meditada.
    En muchos casos los alumnos y alumnas toman las decisiones algo condicionados, las cuales son tan importantes puesto que condicionará en cierta medida su futuro a corto y largo plazo.
    Considero indispensable la preparación de los docentes y padres, trabajando unidos por el bien común de los hijos, atendiendo a las necesidades reales de estos para conseguir una integración en la sociedad lo más optimizada posible.

  117. bea tauroni

    Después de leer los artículos propuestos entiendo que secundaria irremediablemente se convierte en el detentador de la llave de muchos de los destinos de nuestros jóvenes.
    La sanidad mental y personal de muchos de ellos dependerá del acierto en las elecciones del proyecto de vida o de que cuenten con habilidades y destrezas para combatir las frustraciones u obstáculos que les depare elementos exógenos y les lleve a una posible reconducción. Citemos como ejemplo las presiones y valores imperantes en el entorno que desvirtúen la pureza y conciencia de las decisiones.
    Hay que guiar al alumno a descubrirse a sí mismo, conocer no sólo sus gustos sino también sus destrezas tan necesarias para el logro de metas exitosas, y mostrarles el camino para que sean críticos y perseverantes. Sin duda, este debe ser el cometido del profesor que debe estar atento a las individualidades, al fin y al cabo muchos de las decisiones que se tomen en esta etapa, tendrá un efecto duradero y en cascada.
    Ahora bien, me resulta paralelamente paradójico y abominable que precisamente se les conmine a decidir un proyecto de vida cuando precisamente pasan por un proceso evolutivo tan importante que lo que menos le proporciona es precisamente estabilidad. Quizás lo mejor que tenga este periodo es el aprovechamiento de la sinergia propia de esta etapa de la vida y las bases adquiridas en primaria y al trabajo y apoyo familiar.
    En cualquier caso, es ardua la tarea de la orientación en Secundaria, orientación que ha de quedar impregnada en todo el contenido curricular

  118. Jesús

    Si ya en la etapa de Primaria la labor orientadora supone un desafío constante, precisando una implicación insistente y afanosa, en el período de la adolescencia se duplica el valor de esta tarea, así como las consecuencias (para bien o para mal) que puedan provocar las intervenciones que realizan los encargados de guiar a los jóvenes por este complejo ciclo ce la vida, ya sean docentes que actúan como mediadores en este proceso o padres preocupados por el destino de sus hijos.
    Todos tenemos experiencias de primera mano de lo que supone pasar por esa etapa repleta de cambios hormonales y de construcción de la personalidad. Los adolescentes son una amalgama de confianza e inseguridad, de convicciones y dudas, de afecto e indiferencia…es imposible catalogar o establecer unos patrones con los que clasificar a los adolescentes, por ello, la función orientadora en el marco escolar se torna mucho más compleja e individualizada.
    Aunque el encuadramiento sea irrealizable, sí se puede llevar un registro y estudio de los comportamientos y de las peculiaridades de esta etapa, para analizar, estudiar y actuar en consecuencia a favor de la evolución del los chicos y chicas, tal como viene realizando el GIOES desde hace una década, contribuyendo eficazmente con sus informes a la comunidad educativa y a las familias para un tratamiento más adecuado y más completo de los adolescentes.

  119. eduardo

    Investigar sobre la adolescencia es fundamental. Imparto charlas a jóvenes sobre emprendeduría y autoempleo y es necesario conocer qué aspectos influyen en los alumnos y las alumnas cuando toman decisiones.

    Gracias por ofrecernos los enlaces a los trabajos de investigación.

  120. Lidia Santana

    Gracias Ana, Yeray y Almudena por los comentarios tan certeros sobre el periodo de la adolescencia, por resaltar la relevancia de la misma en la formación de la personalidad y por entender que toda la comunidad educativa ha de estar implicada a la hora de dar una respuesta educativa ajustada a las lnecesidades diversas de la etapa de la adolescencia.

  121. almudena

    Considero de gran importancia las investigaciones sobre los adolescentes,puesto que es una etapa bastante compleja.Los profesores tienen un papel imprescindible en esa etapa de su vida ,todos hemos vivido esa etapa de vida y hemos agradecido que algún profesor nos aconsejara sobre nuestra forma de ver la vida,pienso que es una responsabilidad que como profesional deben tener puesto que puede hacerle cambiar el rumbo de su vida. En ocasiones el no tener a nadie que los guié les hace perder oportunidades que la vida les puede brindar.

  122. Yeray Pérez Martín

    Las familias frecuentemente se preocupan por los cambios que sufren sus hijos/as en la adolescencia pero no se molestan en informarse sobre el tema y como abordar diversas cuestiones que se les plantean, igual pasa en el entorno escolar el profesorado no puede limitarse a impartir su asignatura y acabar su jornada cada día, así seguiremos contribuyendo al creciente abandono escolar y fracaso que hay.

    Todo esto nos lleva a plantearnos la importancia suma que posee el papel del profesorado en un entorno escolar, así como la responsabilidad máxima que tiene a la hora de establecer las diferentes relaciones que se producen en el binomio alumno-profesor dentro del aula. El docente va a sumar dentro de su práctica educativa diferentes creencias, convicciones y escalas de valores que, sin lugar a dudas, va a transmitir en su discurso pedagógico con sus alumnos. Por ello, debe ser totalmente consciente del compromiso educativo que tiene con sus alumnos/as y, en la medida de lo posible, debe mostrarse con el mayor grado de neutralidad para conseguir formar a estos niños dentro de los cánones de la libertad de pensamiento y de crecimiento, así como dotarles de un amplio bagaje de conocimientos y puntos de vista, que les posibiliten adquirir esa actitud crítica tan ansiada y que tanto escasea en nuestra sociedad actual. Quiero resaltar que, cuando hago referencia a los vínculos establecidos entre profesor y alumno me refiero al docente como guía, mediador del proceso educativo y de su transición a la vida activa ya al toma de decisiones.

  123. Ana Juana Guardiola

    Qué gran verdad, la que se expresa en esta entrada, la adolescencia es una etapa complicada para todos, ya que no solo la sufren los propios adolescentes sino que toda la comunidad que está a su alrededor también sufre cambios en este proceso. Por ello es muy importante, que se trabaje no solo con los adolescentes, sino también con la comunidad educativa y social que los rodea.
    La adolescencia es una etapa de continuo cambio y desarrollo, donde se forja la personalidad y el autoconcepto de los jóvenes, donde estos deben tomar algunas decisiones complicadas que les van a condicionar en todos los aspectos de su futuro como ciudadanos de esta sociedad. Y justamente es por los cambios por los que la sociedad y el curriculum deben adaptarse.
    Es muy importante que nos adaptemos a la situación personal de cada alumno, indagar sobre sus intereses y motivarles a seguir aprendiendo, todo ello apoyado por una buena orientación, no hacia donde se dirige el camino correcto, sino guiarles hacía su propio camino y sus decisiones, decisiones en las que debemos apoyarlos, si realmente es ahí donde quieren llegar.

  124. Lidia Santana

    Gracias Pedro por tu comentario; muchas de las publicaciones del grupo de investigación que coordino han tenido como finalidad ayudar y a apoyar al alumnado en el proceso de toma de decisiones vitales que comprometen su futuro.

  125. Pedro Reina

    Estoy muy de acuerdo con su opinión, efectivamente hace mucha falta que entre las personas de edad adolescente se trabajen diversos aspectos que le ayuden a forjar de manera adecuada su personalidad, debemos de aprender a guiarles y que ellos mismos se marquen sus propios objetivos y metas para que en un futuro se desenvuelvan con total soltura en todos los ámbitos de la sociedad. Me ha parecido una entrada muy interesante y me ha hecho pensar que si durante mi época adolescente se hubieran realizado en mi I.E.S. muchos de estos trabajos me hubiera costado mucho menos tomar algunas decisiones que en su momento se me hicieron cuesta arriba.

  126. Lidia Santana

    Gracias Andrea, Ana y Virginia por seguir enriqueciendo el post con nuevos comentarios sobre la compleja y,a la vez, apasionante etapa de la adolescencia. Espero que nuestras investigaciones ayuden a comprender mejor la importancia de la toma de decisiones, del proyecto de vida, del apoyo del profesorado y de la familia en esta etapa crucial en la vida de las persona.

  127. Virginia Contreras

    Efectivamente, son los adultos los que deben de llevar los pantalones y saber como guiar a los adolescentes, puesto que éstos se encuentran en una etapa dificil en la que empiezan a descubrir qué es lo que realmente quieren y no solo eso, sino también están en la estapa en la que cambia el físico y lo psíquico; es por eso por lo que los adultos deben de ir con pies de plomo ante las nuevas generaciones y saber cómo llevarlas a cabo. Dicen que nadie enseña a cómo ser padres, en realidad, el rol de una persona se cumple según el ser de esa persona, nadie sabe en realidad como una persona debe de ser porque cada persona tiene sus propias ideologías, su cultura, y su forma de guiarse a el mismo; lo que realmente quiero decir con esto, es que, efectivamente, un adulto no puede decirle a un adolescente como tiene que ser, sino que debe guiarle y aconsejarle sobre lo que es mas bueno para él, y así, él podrá tener su propia toma de decisiones e ir cogiendo unos valores y principios para así obtener un futuro ejemplar.

  128. Ana Ortiz

    Qué razón tienen tus palabras. La adolescencia es una etapa difícil para todos; la sufren los propios jóvenes como pero los que están a su alrededor. Es una etapa de cambio, tanto a nivel físico como psicológico, donde debemos tomar algunas decisiones complicadas que van a condicionar en todos los aspectos nuestro futuro como ciudadanos de esta sociedad. Y justamente es por los cambios que, a la vez, sufre la sociedad, el motivo por el cual deben adaptarse los procesos de enseñanza-aprendizaje. Por un lado debe adaptarse el curriculum que se imparte en estos cursos, y por otro, pero no menos importante, deben adaptarse los profesores; adaptarse a las nuevas tecnologías, a los nuevos conocimientos, y sobre todo, a la situación personal de cada alumno, en la medida de lo posible, indagar sobre sus intereses y hacer hincapié en ellos para motivarles a seguir aprendiendo y orientarles por el camino correcto, ya que una mala decisión puede hacer que nos arrepintamos durante el resto de nuestra vida.

  129. Andrea García Sánchez

    Es interesante leer lo que dices, pues hace muy poco fuí una adolescente más y sí que pienso que la educación debe adaptarse a los cambios de la sociedad. Es una etapa crucial en la que entran en juego diferentes factores que influyen en la toma de decisiones de estos chicos, ya sean de índole social o psicológica, ya que esta estapa se caracteriza por estar llena de altibajos para los jóvenes. En la mayoría de las ocasiones, el apoyo, el consejo y la orientación de docentes y orientadores es muy importante para que estos chicos tomen la decisión acertada.

  130. Lidia Santana

    Gracias Virginia por tu valoración positiva de las investigaciones realizadas y por saber apreciar su relevancia para comprender mejor a los adolescentes. En esta etapa de la vida es crucial ayudarles a definir su identidad y apoyarles en su tránsito a la vida adulta.

  131. Virginia Pérez Risco

    La adolescencia es una etapa difícil, pues se producen cambios físicos, tratamos de encontrarnos a nosotros mismos, determinamos lo que queremos (al menos nos hacemos una idea)… por lo que muchos jóvenes no son comprendidos en el entorno familiar y no reciben el apoyo y la estimulación necesaria de sus progenitores. Llegan a la escuela y se encuentran con sus iguales, que a veces pueden llegar a ser crueles por lo que el profesor debe convertirse en una figura de apoyo, a lo mejor la figura que no tienen y que necesitan. En este período de la vida es normal que la etapa educativa se tambalee un poco. Los estados emocionales pueden afectar al rendimiento escolar del alumno, a sus expectativas, produciéndose así el fracaso y por lo tanto una bajada de la autoestima. Un buen profesor debe conocer de cerca la realidad en la que se desenvuelve el alumno, ayudarle a tratar sus problemas para lograr sacar a flote su máximo rendimiento y lo mejor que pueda dar.
    Pienso que es muy importante las investigaciones (anteriormente mencionadas) en educación para conocer la realidad educativa a la que nos enfrentamos como docentes, por lo que el estado debe de garantizar su financiación.

  132. Lidia Santana

    Alfredo ese era precisamente uno de nuestros objetivos, facilitar el proceso de toma de decisiones tanto académicas como profesionales. Gracias por tu defensa de los adolescentes, es importante en esta etapa crítica que se sientan comprendidos y valorados.

  133. Lidia Santana

    Sonia estoy de acuerdo con el hecho de que se debe educar al alumnado acorde con su edad, pero no podemos generalizar. En los grupos de discusión mantenidos con los adolescentes para profundizar en sus proyectos de vida nos encontramos con respuestas muy maduras y que demostraban que los jóvenes estaban dispuestos a tomar las riendas de su vida. Gracias por tu interés en nuestros trabajos.

  134. Lidia Santana

    Gracias Mercedes por tu comentario. La investigación colaborativa realizada con el profesorado y las orientadoras de los centros de secundaria fue bastante ardua pero altamente fructífera.

  135. Alfredo Artá

    Salvo excepciones que son siempre criticadas, le doy un 10 a los adolescentes de mi entorno. Merecen que se lleven a cabo estos trabajos que pueden ayudarles a tomar decisiones más acertadas en esta época en la que tan complicado resulta acertar con la carrera profesional.

  136. Sònia

    Yo también creo que es importante e interesante este tipo de investigación pero, yo creo que actualmmente se està tratando a los y las adolescentes como si fueran más pequeños de lo que son. Se està infantilizando mucho al alumnado, precisamente en esta etapa. He conocido alumnado de primaria más maduro que de secundària. Porqué? Se supone que educamos personas que cada vez se van haciendo más mayores y van acercádose a la vida adulta y que se han de incorar a la sociedad como personas responsables, co derechos pero también con deberes.
    No entiendo a los profesores y profesoras que consideran que como son “jovenes” han de ser felices, que ya se encargará la vida de abrirles los ojos. Luego se plantan a los dieciseis o dieciocho años y al primer contratiempo se dan de bruces y, a ver como remontan ahora! Todo el mundo a pasado por esa fase o etapa y si no se ponen bien los cimientos entonces, luego es peor. Bien que hay que ayudarles pero, la responsabilidad tiene también su papel en todas las edades del ciclo vital y los actos. se quiera ver o no, tienen sus consecuencias.

  137. Mercedes

    Pues, la verdad, me parece que son unas investigaciones muy interesantes. Realmente, la adolescencia es una etapa difícil en la que la personalidad continúa formándose pero aún no lo está del todo. El hecho de tomar decisiones influidos por convencionalismos sociales o por otros factores puede llevar a una persona a darse cuenta demasiado tarde de que se ha equivocado. Ese trabajo colaborativo que mencionas entre los asesores de la Universidad y el profesorado-tutor creo que es fundamental.

Enviar un comentario

Powered by